Ir al contenido principal

El que busca, ¿encuentra?


Las mujeres solteras cuando estamos pisando los treinta empezamos a desesperarnos por tener un hombre a nuestro lado, a quien amar, cuidar, acompañar, incentivar a crecer, y con quien planificar una vida en conjunto. No solo el relojito biológico nos enloquece, sino que además la familia y todas nuestras amigas en pareja (y mucho peor aún si ya son madres) te rompen las pelotas con que te pongas de novia.
Y tanto va el cántaro a la fuente, que finalmente empezamos la búsqueda de nuestra media naranja.
Al principio escudriñamos en nuestro círculo social a todos los hombres solteros que se cruzan, para descubrir si en ellos encontramos las características, que debe reunir el futuro padre de nuestros hijos. Cada cual tiene sus propias expectativas, en las que no solamente se cuentan los rasgos de personalidad, profesión, principios e ideales, sino también entra en juego (en esta primera etapa) lo físico. Ósea pretendemos cruzarnos la mezcla perfecta de Brad Pitt y Charles Ingalls en un solo señor. Empresas imposibles si las hay.
Pero la vida cruel se encarga de demostrarte que ese sueño americano no existe, que hay algunos parecidos, pero ya están acollarados con una mucho más viva que una.
Así que ahí mismo bajás tus expectativas, y lo primero que decidís relegar es el atractivo físico, ya no lo buscás perfecto, con que te agrade basta y sobra.
Así que de vuelta en las pistas, andás a la caza de un tipo con personalidad atrayente (esto también es bastante subjetivo, cada una sabe que es lo que le atrae de la personalidad de un hombre). Pero generalmente esta clase de señores, también fueron “cazados” por una más viva que nosotras.
Entonces te agarra la desesperación. Porque si estás buscando al futuro padre de tus hijos, no te podés enganchar con el primer gil que se te cruce.
Y el tiempo impiadoso pasa y a vos se te está cayendo todo, y te estás volviendo una vieja chota: aburrida y resentida. Te mirás al espejo y pensás: “¡Por dios! Mirá como se me está aflojando todo, y cuando me río no me entra una arruga más. Es un espanto. Tengo que apurarme”
Ahí nomás se te ocurre que a lo mejor, podés ponerte a buscar algún viejo noviecito de la adolescencia, que capaz que no se haya casado y que seguro ya debe haber madurado, además vos le conocés la familia y la crianza, entonces, haciendo tripa corazón, podés intentar tener algo. Buscás los diarios íntimos de la época, los lees analíticamente, para descubrir si entre los cientos de corazones que proclaman “Vos S.U.A. Él” “Vos S.U.A. Otro”, podés descubrir cuál fue la causal del rompimiento. Hacés un listado con aquellos con los que solo tuviste peleas tontas, y te ponés a rastrearlos por sus hogares paternos. Pero los dos o tres (Porque una no ha tenido tantos novios, y porque los niños suelen ser bastante crueles, y hay cosas que no se perdonan, aunque ya hayan pasado 15 años) ya están casados.
Y ahí si, la desesperación es total. “¿Qué mierda hago? Están todos casados ¡La pu…madre que me re mil parió!”.
Entonces, se te ocurre recurrir a donde muchos ya han incursionado (algunos con más suerte que otros), concurrís a un bar de citas para solos y solas, donde tenés apenas unos cuantos minutitos para "entrevistarte" con un tipo y ver si te interesa tanto como para que los dueños del local, te concerten una cita con el señor en cuestión. Pero resulta que justo esa noche en la que finalmente te decidiste a ir, la platea masculina que te toco en suerte, era escasa y poco interesante.
De vuelta la desesperación.
De vuelta a buscar alguna receta milagrosa, donde alguien te de una manito en la busqueda de tu alma gemela. Ahí mismo te calzás las pantuflas, te atás los ruleros, preparás unos amargos, y te metés a una sala de chat para solos y solas. Conocés incontables parejas que se han conocido gracias a la web, y eso no ha sido causal de fracaso de las mismas, así que no te cuesta nada probar. Pero los especímenes masculinos con los que te cruzás, solo desean aparearse virtualmente y una que es una mujer bastante carnal, necesita que la toquen en vivo y en directo, y te dás cuenta que eso tampoco es para vos, porque la "chateada" es interesante pero llegado un punto hay que conocerse personalmente, ya sea para hacerse carne con el señor en cuestión, o para desmitificar la relación platónica-virtual que estás mantemiendo con tu posible media naranja.
Como la concreción del asunto se ve cada vez más lejana, a esta altura la desesperación se vuelve insostenible, y luego de romper con la promesa que te hiciste a los 20 años, haciéndoles jurar a tus amigas que antes de hacer semejante cosa te internen en el neuro, te decidís y te anotás en una agencia matrimonial, el colmo ya de la desesperación.
Peor no podés estar, no tenés nada que perder, si a la dignidad ya la perdiste cuando andabas de cacería entre todos tus conocidos.
Para colmo de males tu hermanita menor se esta por casar en unos meses y vos no tenés ni un amigo gay que te haga la onda de acompañarte al casamiento, para que las yeguas de tus tías no te critiquen porque pintás para vestir santos.
Y te sentás a esperar que los discípulos de Cupido te encuentren a tu media naranja. Vos sabés bien que aunque en el formulario que llenaste con las características de tu “alma gemela”, hayas sido bien clara y tajante, no vas a tener la suerte de dar con el tipo que cumpla tus expectativas, pero si vamos a pedir, pidamos a lo grande.
Al tiempito te llega un listado de posibles candidatos. Te calzás los lentes (Porque los años no vienen solos) y leés analíticamente cada perfil y te decidís por uno. Generalmente en la primera de cambio la suerte no está de tu lado, y las citas terminan en fracaso.
Pero igual no bajás los brazos, y seguís esperando.
Hasta que finalmente te consiguen uno que más o menos, entra dentro del perfil buscado. Salís con él con bastante desconfianza, porque una siempre duda de la divina providencia, pero el señor te sorprende, y resulta ser bastante simpático e interesante. Obvio que perfecto no es, por algo se anotó en una agencia matrimonial, pero vos también estás muy lejos de la perfección, así que a mamarla querida, confórmese con lo que le tocó.
Y ahí si terminaste tu búsqueda, y te dedicas a exhibir a tu nuevo amor cual trofeo de caza
¿Y todo para que? Para que una de tus mejores amigas te diga: “Mmmmm…ese tipo no es para vos. No no no”
¡Déjense de joder caramba. O me presentan un tipo que sea para mí o me dejan de romper las pelotas con que estoy soltera. He dicho!

Comentarios

  1. T ANOTASTE EN UNA AGENCIA MATRIMONIALLLL????!!!

    ResponderEliminar
  2. jajajajaja la que nos faltaba que encima que nos cuesta un huevo redondo estar solteras tengamos que ponernos a buscar pareja por el que que diran el reloj biologico, la smedres amigas etc etc.. dejense de joder, vivir es lo que nos toca y lo que hacemos que nos toque ( y no hablo de hombrees. tampoco de conformarse).. amiga mia mi relos biologico me dice que siemrpe es momento para ser feliz, y los tremendament pelotudos amigos, ex exexexex noviecitos mis UNicos Amores de mi, no se merecian este cuerpo... y sigo en la busqueda pero no escandalosa de una buen señor y AMANTE GAUCHITO para compratir mi vida, or que para ser feliz, tengo charlas con amigas como vos anoche.... Te quiero nenaaaa...

    ResponderEliminar
  3. Lástima que no tengo tiempo de leer completo el post...

    Muy bueno el blog enigüei...

    Congrats! ;)

    ResponderEliminar
  4. Eso de desesperar por el matrimonio, al punto de bajar las espectativas....hay no!!
    Es que ya me he casado dos veces, y sin desespero.
    No creo en el matrimonio, pero cuando estoy enamorada no aguando dos pedidas jajajaja.
    Estar casada no es la gran cosota, bueno, si es, pero los tres primeros años, luego es como que una bella amistad. Cuando comienzas a montar los cuernos mentales es tiempo de decir bye, bye...es que yo soy muy sincera y eso de pensar tambien cuenta para mi, que soy fiel de pensamiento, palabra y acto.
    Entonces para que ese empeño por casarse, chicas sepanlo, el matrimonio es UNA MENTIRA porque las burbujas en el cerebro se escapan como el amor.
    Cuando me propongan el matrimonio con ida y vuelta como los charter, ahí si le vuelvo a dar.

    Besos

    ResponderEliminar
  5. Lau, creo que ya está.
    Está claro que el matrimonio es un error desde cualquier lado que se lo mire.
    1) Es la principal causa de divorcio.
    2) Dificulta todos y cada uno de los trámites administrativos.
    3) Proporciona una buena excusa para abandonarse.
    Si te quieren buscar marido, entonces que te consigan también un buen abogado. Estate feliz y bien vos, lo demás llegará por añadidura.
    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Es cierto lo que vos decís, pero todavía hay esperanzas.

    Cuando yo a los 31 años no esperaba nada, desengañada por caballeros impresentables, conocí por Internet a un señor de 53 años, precioso en las fotos, profesor universitario y padre de cinco hijos (todos lejos, con sus madres o parejas) y solito su alma.

    Nos conocimos y no nos separamos más. A los tres meses vivíamos juntos, y hace cuatro años y medio que estamos juntos; jamás peleas ni malosentendidos.

    Y no me lo gané por ser muy viva, sino porque no lo soy. Se puede, se puede, se puede.

    Besos

    ResponderEliminar
  7. Podría citar a Cecilio el “anti-comunista”, familia, propiedad y trabajo ejes de una persona de bien en la vida, los hombres tienen el mismo problema aún que no parezca, pasado los 30 te rompen las pelota: tú vieja, “yo quiero los nietos”, tus amigos que formalizaron y que no pudiste pagar a alguien en el casamiento de ellos ya que terminaste dando lastima en el suelo con la camisa vomitada, también tú tía o amigas de tu madre, se espantan y te cuestiona “como tampoco tenes novia, a esta edad”, si pensara mal diría que la tía cree que tiene un sobrino gay, y la amiga “claro a esta edad seguramente”, pero no es así!.
    Medianamente creo haber entendido tu pos dentro de mis limitada posibilidad por pertenecer al género masculino, pero bue!.
    Besos y saludos.

    ResponderEliminar
  8. ¡Sos una chistosa de tiempo completo!, las consecuencias de encontrar una pareja es bien dañino, porque se quiere a veces obligado pero por momentos se siente que la costumbre se amaña y se encuentran amores olvidados, amores quebrados, amores cansados, amores furtivos y después de toda esta gama de pinturas, solo queda un verdadero amor entre parejas y es el que se ofrecen el uno al otro sin criticas, sin barreras. Es posible que se encuentre en el lugar menos pensado. Cuídate Buen post.

    ResponderEliminar
  9. Lau para las amigas y las madres, ningún tipo nos merece, mientras que para vos valga la pena, dale para adelante

    ResponderEliminar
  10. muy gracioso lo tuyo, mientras mas lo buscas pero es, se que este dicho es super antiguo, pero es real, para que buscarlos?, mirame a mi, quien iba a pensar que me iba a casar hace casi 5 anos atras?, NADIE, y asi fue,asi haya sido como un american dream, pero fue de sorpreson.No te veo ni en pedo en ninguna agencia, existen enla docta?, vamos Lau, ponete media pila!

    ResponderEliminar
  11. yo comparto la apreciación del final "a mamarla querida".

    Y te lo digo yo, que soy re espiritual.

    Un solo consejo, completese como persona. Conozcase a si misma.

    Y a mamarla.

    lo demas, viene solo.

    un abrazo, diosa!

    ResponderEliminar
  12. NO TE VEO DEL ESTILO DE LAS QUE BUSCAN DESESPERADAMENTE A UN HOMBRE. PERO COMO LA SOLEDAD ES MALA CONSEJERA, NO ME PARECE RARO TAMPOCO.

    SALUDOS

    ResponderEliminar
  13. Me hiciste reir mucho con este texto. Es cierto que las tias, en los casamientos son de lo peor, si se muerden la lengua se mueren envenenadas en el instante.
    Jajajaja.

    Paula.-

    ResponderEliminar
  14. Anonimo: Todavía no.....Pero, nunca digas nunca....Jejejejeje
    Un abrazo

    Gaby amiga: yo tambien te quiero, y sabes que siempre tengo la oreja presta pa lo que guste mandar. Y no desesperes porque ese amante gauchito va a aparecer....
    te quiero nena!!!!!

    ResponderEliminar
  15. Shaggy: si, me salió un poco largo....es que soy una chica muy habladora yo, y escribiendo ni le digo!!!!
    Un abrazo y vuelva cuando guste.

    Fran nena, es que vos tenes una suerte envidiable querida. Y en relacion a eso de que al 3º año es una linda amistad, mi vieja dice que despues de 10 años, uno se vuelve como hermano con el marido. Sera asi nomás!!!!
    Un beso mujer!!!

    ResponderEliminar
  16. Emma linda: y si me consigo un marido abogado, será como matar dos pajaros de un tiro???
    Jajajajjaja...
    Un beso nena

    Mariela: Dios te oiga querida!!! En enero se casa mi hermana y ando con los dias contados che!!!
    Un beso mujer

    ResponderEliminar
  17. Rama: es que la gente es muy prejuiciosa, y les encanta pensar que uno esta solo porque quiere, y yo creo que a nadie le gusta estar solo, no????
    Un beso amigo y exitos con su busqueda, si encuentra algo, averigue si tiene un hermano o primo pa presentarme...jajajaja

    Angelito querido: vos me estas diciendo que tengo que dejar de buscar y esperar que la vida me sorprenda??? Pero mira si antes me sorprende la parca??? Mmmmm...bueno voy a hacer la prueba un tiempito a ver que onda.
    Besos amigo!!!

    ResponderEliminar
  18. Lore amiga, muy buen consejo che!!! No esperaba menos de vos.
    Un beso enorme

    Hs: yo me las pongo a las pilas, pero te juro que no aparece nada!!! La verdad, no se si existen en la Docta, pero por internet se encuentra cualquier cosa...
    Un abrazo y volvé cuando gustes

    ResponderEliminar
  19. Karma querido: muy feliz cumple nene!!!!!!
    Y bueno, te hago caso, a mamarla y a esperar nomás....Jajajaja
    Un abrazo mi niño

    Exequiel: es tan cierto eso de que la soledad es mala consejar, pero le cuento que uno de mis axiomas es: Mas vale sola que mal acompañada...
    Un abrazo y vuelva cuando guste que sera bienvenido

    Paula: asi es niña, yo ya le dije a mi hermana que en el medio del salon ponga un arbol, asi las yeguas se enroscan despues de comer...jajajaja
    Un abrazo señorita

    ResponderEliminar
  20. pode cribir mas cortito. me pierdo sino morocha

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Torta Borracha

INGREDIENTES: -          Vainillas 24 -          Crema 500 cc. -          Azúcar cantidad necesaria -          Chocolate cobertura 150 gs. -          Dulce de leche 1 cda. -          Manteca 25 gs. -          Moscato cantidad necesaria (se puede reemplazar por algún licor, ron, whisky, etc.)
PREPARACIÓN:
Para comenzar con la preparación de este postre es necesario sacarme la máscara de entrada y confesarles que no soy muy amiga de la cocina por eso las recetas que les traigo son muy simples.  Hechas las aclaraciones pertinentes del caso, cual Maru Botana y su prole numerosa cocinando en su casa del country, empezamos  con nuestra receta. Derretimos el chocolate cobertura a baño maría junto con la manteca y el dulce de leche. Mientras que por otro lado batimos la crema con el azúcar a punto chantilly. Luego mojamos las vainillas con el moscato y procedemos al armado.
¡Ojo! Que no se les vaya la mano con la cantidad de vino para mojar las vainillas. No vaya a ser que les pase lo que le ocurrió a m…

¿Qué tiene que ver el amor con el ojo del hacha?

Al que le gusta el durazno...

Mucho se ha escrito en esta página sobre el amor, y aunque si bien el tema que nos convoca poco tiene que ver con el amor, no hay forma de bancarse estas pequeñas delicias de la vida conyugal si no existe amor verdadero… Y aunque muchos digan que no hay nada mas pavo que un ser humano enamorado, discúlpenme que los contradiga, pero existe alguien aún peor: la que se cree que casándose la vida les va a mejorar sustancialmente. A ver chicas, entiendan de una vez por todas que un marido es alguien que:
-          -     Cree a pie juntillas que la cubetera de hielo se llena de agua, sola, en el freezer.
-No encuentra ninguna cosa (literalmente ninguna) en ningún armario, ni siquiera aunque se le caiga en la cara.
-Se niega rotundamente a subirse al auto cuando manejas vos, salvo que se haya alzado un pedo morboso en algún evento y tema que lo agarre un control de alcoholemia.
-No solo no pregunta donde estamos si está perdido, sino que ni siquiera le hace caso al GPS. Y si se llega a perder, …