Ir al contenido principal

Con sonido stereo


Resulta ser que con motivo del Día de los Enamorados, me hice poseedora de un aparato que jamás se me hubiera ocurrido adquirir por mi propia voluntad, un mp4. Imagínense que ya tenía un mp3 que lo usaba como pen-drive así como jamás se me ocurrió sintonizar las radios de mi celular. Y no es por que tenga alguna creencia arraigada que me impida hacer uso de estos aparatos, simplemente porque nunca me dieron ganas.
Pero a este aparatejo le tengo un especial cariño, demás está decir que es por el remitente del mismo. Sin embargo, debo confesar que no solo me acostumbré a usarlo, sino que me gusta. Así que ahora transito por la vida musicalizando mi andar con sonido stereo.
Esto no sería ninguna novedad si no fuera que soy mujer de vista reducida y bastante despistada, por lo cual el sentido de supervivencia me llevó a desarrollar la audición si es que no quería estropear mi vida social ni colisionar con cuanto obstáculo humano o no, se atravesara en mi camino, pero hace unos días me dí cuenta que caminar ensimismada en mis pensamientos musicalizados, está transformando mi normal funcionamiento y desenvolvimiento social habitual.
Primero que nada, bien sabemos que las canciones siempre nos traen algún recuerdo de alguna persona o situación particular, que en muchos casos no quisiéramos recordar y que nos llevan a hacer una serie de deducciones que más de una vez nos indignan con nosotros mismos, por lo tanto, si eso me ocurre llego a destino con una tremenda cara de culo.
Segundo y no menos importante, no me frenó en las esquinas antes de cruzar las calles, por lo tanto si me atropellan me van a tener que pagar por nueva, buena y bonita, antes el sonido de los autos al acercarse y cuando no, algún que otro bocinazo me hacían frenar. Además mantengo un ritmo constante y zigzagueante cuando camino, por lo tanto me transformo en un obstáculo para el que viene detrás mío apuradísimo, antes los escuchaba venir y me hacía a un costado o apuraba el paso, evitando la correspondiente puteada.
Encima pasó por maleducada con cuanto conocido me cruza en la calle, antes no los veía pero reconocía mi nombre en una voz familiar, ahora no los veo ni los oigo, así que ya no saludo a nadie por la calle. Llegó tarde a todas mis citas aunque ya esté en el lugar de encuentro, porque si estoy escuchando alguna canción que me gusta, me quedó afuera hasta que termine. Encima me voy a tener que comprar un estuche para colgarme el celular y sentirlo vibrar, porque pueden pasar horas sin que lo atienda. Lo peor de todo es que si no es un llamado de vida o muerte, o que estoy esperando siempre me olvido de devolver la llamada. Y como si esto fuera poco, y como ya bien sabemos lo piropeadores que son los constructores cordobeses, ahora me pierdo esos halagos que, como buen mimo para el ego humano, me hacían sonreír.
Pero lo peor de todo es que canto. Si señores: CANTO POR LA CALLE… y las estrofas de las canciones que no me sé, las tarareo. Y miren que yo canto muy mal, no sé porqué pero jamás pude engancharles el ritmo ni las melodías a las canciones, aunque vengo de familia de músicos y tengo muchísima memoria para aprenderme las letras.
Sin embargo, como disfruto muchísimo de las caminatas musicalizadas, he agregado una cosa más a mi lista de cosas que tengo que hacer antes de pasar a la posteridad. Contratar a Cris Morena para que me haga grabar un disco, si hizo cantar a los papuchos de Luciano Castro y Facundo Arana, algo va a poder hacer con esta voz poco privilegiada.

Comentarios

  1. Yo a Luciano castro y a Facundito Arana tambien los hacia cantar.... pero que vos cantes!!!!! lauraaaaaaa dios mio no nos hagas esto!!!! un beso
    pd: que lindo regaleteeeee de tu maridetteeeee.....

    ResponderEliminar
  2. Y bueno, mientras sea para tu felicidad...

    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Laurita que te puedo decir la música es el arte que más se aproxima a la belleza dionisiaca entendida como embriaguez. Uno puede embriagarse fácilmente con una novela o con un cuadro, pero es esencial embriagarse con la liberación que produce la música porque esta se encargara de zafarlo de la soledad, del encierro y abre en su cuerpo una puerta para que el alma entre al mundo para hermanarse. Abrazos. Angelito.

    ResponderEliminar
  4. Hay que cantar por la calle!, como desaforado, loco y perdidito.

    Despues de todo, es lo que le da sentido a los viajes en vereda.

    Un abrazo Lau!

    ResponderEliminar
  5. Quien como tu con ese regalito,yo en planes de comprarme uno en cunato lo haga te escribo y que disfrutes de tu quehacer y la musica es un nutriente de la vida y el Alma,
    Punto Aparte, como hago para ubicar un bloog se Llama SEÑOR CABILDO JATARILLAYCHIKÑA DICE QUE ESTA EN GOOGLE, TE GARDECERE POR LA AYUDA, SALUDOS.
    andenesperu@hotmail.com

    ResponderEliminar
  6. ajá!... o sea que ya ni pa' donante de oídos!...
    qué barbaridad, como se echan a perder las chichizas cuando se enamoran. jajajaja

    besos, loca.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Torta Borracha

INGREDIENTES: -          Vainillas 24 -          Crema 500 cc. -          Azúcar cantidad necesaria -          Chocolate cobertura 150 gs. -          Dulce de leche 1 cda. -          Manteca 25 gs. -          Moscato cantidad necesaria (se puede reemplazar por algún licor, ron, whisky, etc.)
PREPARACIÓN:
Para comenzar con la preparación de este postre es necesario sacarme la máscara de entrada y confesarles que no soy muy amiga de la cocina por eso las recetas que les traigo son muy simples.  Hechas las aclaraciones pertinentes del caso, cual Maru Botana y su prole numerosa cocinando en su casa del country, empezamos  con nuestra receta. Derretimos el chocolate cobertura a baño maría junto con la manteca y el dulce de leche. Mientras que por otro lado batimos la crema con el azúcar a punto chantilly. Luego mojamos las vainillas con el moscato y procedemos al armado.
¡Ojo! Que no se les vaya la mano con la cantidad de vino para mojar las vainillas. No vaya a ser que les pase lo que le ocurrió a m…

¿Qué tiene que ver el amor con el ojo del hacha?

Al que le gusta el durazno...

Mucho se ha escrito en esta página sobre el amor, y aunque si bien el tema que nos convoca poco tiene que ver con el amor, no hay forma de bancarse estas pequeñas delicias de la vida conyugal si no existe amor verdadero… Y aunque muchos digan que no hay nada mas pavo que un ser humano enamorado, discúlpenme que los contradiga, pero existe alguien aún peor: la que se cree que casándose la vida les va a mejorar sustancialmente. A ver chicas, entiendan de una vez por todas que un marido es alguien que:
-          -     Cree a pie juntillas que la cubetera de hielo se llena de agua, sola, en el freezer.
-No encuentra ninguna cosa (literalmente ninguna) en ningún armario, ni siquiera aunque se le caiga en la cara.
-Se niega rotundamente a subirse al auto cuando manejas vos, salvo que se haya alzado un pedo morboso en algún evento y tema que lo agarre un control de alcoholemia.
-No solo no pregunta donde estamos si está perdido, sino que ni siquiera le hace caso al GPS. Y si se llega a perder, …