Ir al contenido principal

¿Pasillo o ventanilla?


Si uno afila el ojo y agudiza el ingenio se puede descubrir el comportamiento social de un sujeto, tomando como base donde se sienta cuando se sube a un colectivo vacío (Porque bien sabemos que cuando uno se sube a un bondi que está hasta las tuercas de gente, se desparrama sobre el primer asiento que se desocupa)
Cuando me refiero a comportamiento social hago referencia más precisamente a como se predispone el ser humano a entablar nuevas relaciones, tanto perecederas como definitivas.
Luego de un largo estudio en el que no tengo intención de detenerme, porque ya conocemos lo engorrosas y confusas que pueden resultar las explicaciones acerca del marco teórico y metodológico utilizado para los estudios (No sean mal pensados y especulen que estas son meras elucubraciones mías que estoy muy al pedo) las conclusiones a las que he arribado son las siguientes.

- “Ermitaños” : se trata de personas que se sientan en el último asiento de la fila individual, dejando bien en claro que no solo no quieren establecer vínculo alguno con ningún ser que está presente, sino que además se quiere bajar lo más pronto posible de ese medio de transporte.

- “Abiertos” : son las que se sientan en la fila de asientos dobles del lado de la ventanilla, porque no les molesta compartir el espacio físico cualquiera sea la condición del próximo compañero de viaje.

- “Egoístas” : son las que se sientan en la fila de asientos dobles, pero del lado del pasillo, porque pudiendo sentarse del lado de la ventana y dejar ese asiento vacío para el que llegue luego, es como si dejaran bien en claro que pretenden viajar tranquilamente solos.

- “Tímidos” : son esas personas que se quedan paradas porque no piden permiso cuando los únicos asientos libres son los del lado de la ventanilla de las filas dobles

Demás está decir que las motivaciones que se esconden detrás de esta serie de comportamientos es absolutamente emocional y subjetiva (capaz que tuvo un día de mierda y por eso no quiere que ni lo miren ni lo toquen y mientras antes llegue a la casa mejor), pudiendo alterar su comportamiento cuando las cosas que lo tienen a mal traer se vayan encaminando. Porque aunque estos resultados antropológicos estén presentados como una verdad absoluta están sujetos a revisión y porque además en lo que hace a la psiquis humana, nada es definitivo.
Y para finalizar cabe aclarar que hay muchísimas variables de comportamientos humanos que podemos analizar en base a como viaja una persona en el transporte público de pasajeros (Como es el caso de aquellos que no se sientan, instalándose al lado del timbre, transformándose en un obstáculo cuando uno se quiere bajar porque no se corre ni larga el caño en el que se haya instalado el timbre) pero este tratado solo está dedicado a los mencionados más arriba, seguramente cuando se hayan llevado a cabo las investigaciones pertinentes estaré en condiciones de caracterizar a toda la fauna urbana que hace uso de este servicio público.

Comentarios

  1. que suerte que te levante el colectivo..que puedas elegir el lugar donde reposar y de paso haber hecho un estudio socio-antropologico de la gente que tambien es suertuda de poder tomar su colectivo...en mi caso el sistema de transporte me golpea duro, el E1 jamas pasa y si pasa no me levanta, si me levanta voy a apretada contra el chofer hasta la plaza españa y apoyada po tres tipos a los cuales ya le spedi los datos por si estoy embarazada del ultimo viaje que hice... ojala me tocara por lo menos una mina atras.. no no, ley de murphi de los colectivos....si va vacio te toca una mina de compañera de asciento...si va lleno te apoya un viejo con olor a ía de trabajo....
    Un beso.... Te adoro.!!!!!!
    pd: y no estas al pedo Zonziii!!!!

    ResponderEliminar
  2. Estoy de acuerdo. A los que odio son a los que se sientan en el asiento de dos, pero del lado del pasillo. Los detesto, y también cuando subo al colectivo con mi marido y están ocupados todos los asientos de dos, pero con una sola persona. Hay asientos, sí, pero separados, no juntos.

    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Hoooo siiii, yo también detesto q la gente que se sienta en el asiento de a dos del lado del pasillo y encima SE HACE LA PELOTUDA Y NO SE MUEVE PARA QUE PASES!!!!O PEOR PONEN CARA ""QUE MOLESTA""'...
    Buenisima la nota!!!!
    PD:debe ser lindo tener un auto....jajajaj

    ResponderEliminar
  4. jajaja... digamos que tambien estan los "Lideres", esos que suelen sentarce siempre detras del conductor jejeje...

    Saludos desde Japon.

    ResponderEliminar
  5. Yo me siento en el pasillo y qué?
    así de fulero soy, mirá mirá.

    A ver cuándo nos vemos de nuevo.

    un abrazo!

    ResponderEliminar
  6. yo me siento en el asiento de 1 atras... pero no de ermitaño... de curioso... porque me gusta ver la gente que sube y de atras tenes mas perspectiva...

    slds amiga

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Torta Borracha

INGREDIENTES: -          Vainillas 24 -          Crema 500 cc. -          Azúcar cantidad necesaria -          Chocolate cobertura 150 gs. -          Dulce de leche 1 cda. -          Manteca 25 gs. -          Moscato cantidad necesaria (se puede reemplazar por algún licor, ron, whisky, etc.)
PREPARACIÓN:
Para comenzar con la preparación de este postre es necesario sacarme la máscara de entrada y confesarles que no soy muy amiga de la cocina por eso las recetas que les traigo son muy simples.  Hechas las aclaraciones pertinentes del caso, cual Maru Botana y su prole numerosa cocinando en su casa del country, empezamos  con nuestra receta. Derretimos el chocolate cobertura a baño maría junto con la manteca y el dulce de leche. Mientras que por otro lado batimos la crema con el azúcar a punto chantilly. Luego mojamos las vainillas con el moscato y procedemos al armado.
¡Ojo! Que no se les vaya la mano con la cantidad de vino para mojar las vainillas. No vaya a ser que les pase lo que le ocurrió a m…

¿Qué tiene que ver el amor con el ojo del hacha?

Al que le gusta el durazno...

Mucho se ha escrito en esta página sobre el amor, y aunque si bien el tema que nos convoca poco tiene que ver con el amor, no hay forma de bancarse estas pequeñas delicias de la vida conyugal si no existe amor verdadero… Y aunque muchos digan que no hay nada mas pavo que un ser humano enamorado, discúlpenme que los contradiga, pero existe alguien aún peor: la que se cree que casándose la vida les va a mejorar sustancialmente. A ver chicas, entiendan de una vez por todas que un marido es alguien que:
-          -     Cree a pie juntillas que la cubetera de hielo se llena de agua, sola, en el freezer.
-No encuentra ninguna cosa (literalmente ninguna) en ningún armario, ni siquiera aunque se le caiga en la cara.
-Se niega rotundamente a subirse al auto cuando manejas vos, salvo que se haya alzado un pedo morboso en algún evento y tema que lo agarre un control de alcoholemia.
-No solo no pregunta donde estamos si está perdido, sino que ni siquiera le hace caso al GPS. Y si se llega a perder, …