Ir al contenido principal

Todo bicho que camina, va a parar al asador


Tanto se ha hablado de la infidelidad que ya no queda nada original por decir.
Tanto se ha hablado de la diferencia entre los hombres y las mujeres, que volver sobre el tema es ser, absolutamente, recurrente.
Pero hace un par de noches conversaba con una gran amiga sobre su especial propensión a ponerle los cuernos a sus parejas, el asunto no sería raro sino fuera porque esta señorita tiene un alma de “Susanita” que la lleva en andas y su mayor meta es casarse enamoradísima y tener varios hijitos.
Le dábamos vueltas al asunto, porque ella decía estar rebalsando de amor por su amado, pero no podía evitar histeriquear con cuanto hombre se le cruzaba y no solo desear bajarle la caña, sino que si se le daba la oportunidad, procedería a la correspondiente bajada de caña.
Luego de divagar un buen rato llegamos a la conclusión de que los hombres al poder diferenciar el amor del sexo, son capaces de tener una amante durante 10 años, sin que eso signifique que vayan a dejar a su legítima señora esposa, concubina y/o madre de sus vástagos. En cambio las minas somos mucho más hormonales, viscerales y románticas, entonces cuando gorreamos es porque nos hemos enamorado hasta los huesos de otro tipo, y somos capaces de abandonar a quién sea para comenzar la vida de cuento de hadas que siempre soñamos para nosotras.
Es así entonces que nos dimos cuenta que acá lo que entra en juego es una total disconformidad personal. Es decir que si uno esta convencidísimo del amor que siente por su pareja, pero de repente aparece alguien que te hace temblar la estantería, por el cual sos capaz de largar todo a la mierda, pero una vez que arriesgaste todo y empezaste de nuevo, pensando que ahora si es para toda la vida, nuevamente aparece un tercero en discordia y la cosa se repito casi infinitamente, es porque acá lo que está pasando es que no hay pi… que te venga bien, pero porque vos no te sentís conforme con vos mismo, porque es más fácil aceptar las derrotas cuando vos sabés que las provocaste concienzudamente. Porque cuando hablamos de infidelidad lo que está en juego es el amor propio y la seguridad en si mismo, solo los inseguros necesitan reafirmarse como hombre o mujer encamándose con cuanto ser se le cruza, solo para confirmar que valen la pena únicamente por el hecho de que alguien los elija.

Comentarios

  1. amén hermana!!! me gusta ser fuente inspiradora de tan buenos escritos... Un beso enormeee querida..
    LA INFIEL...

    ResponderEliminar
  2. Excelente escrito. Salen cosas interesantes de sus conversaciones.

    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Gaby, amiga infiel, vos sos casi casi mi musa inspiradora...
    Jajajajajaj!!!
    Te quiero y mucho

    ResponderEliminar
  4. Marielita querida, ud si que es fiel, y se agradece el cumplido y el aguante.
    Besos

    ResponderEliminar
  5. El tema de la infedilidad, es complejo, yo que soy una desequilibrada emocional, pienso que la infidelidad empieza con uno mismo y acaba en los brazos de un tercero.

    Nota: Fui infiel en una relación y no hubo peor castigo que la que sentí al traicionarme a mi misma, pudo perdonarme él, pero yo no pude hacerlo.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Torta Borracha

INGREDIENTES: -          Vainillas 24 -          Crema 500 cc. -          Azúcar cantidad necesaria -          Chocolate cobertura 150 gs. -          Dulce de leche 1 cda. -          Manteca 25 gs. -          Moscato cantidad necesaria (se puede reemplazar por algún licor, ron, whisky, etc.)
PREPARACIÓN:
Para comenzar con la preparación de este postre es necesario sacarme la máscara de entrada y confesarles que no soy muy amiga de la cocina por eso las recetas que les traigo son muy simples.  Hechas las aclaraciones pertinentes del caso, cual Maru Botana y su prole numerosa cocinando en su casa del country, empezamos  con nuestra receta. Derretimos el chocolate cobertura a baño maría junto con la manteca y el dulce de leche. Mientras que por otro lado batimos la crema con el azúcar a punto chantilly. Luego mojamos las vainillas con el moscato y procedemos al armado.
¡Ojo! Que no se les vaya la mano con la cantidad de vino para mojar las vainillas. No vaya a ser que les pase lo que le ocurrió a m…

¿Qué tiene que ver el amor con el ojo del hacha?

Al que le gusta el durazno...

Mucho se ha escrito en esta página sobre el amor, y aunque si bien el tema que nos convoca poco tiene que ver con el amor, no hay forma de bancarse estas pequeñas delicias de la vida conyugal si no existe amor verdadero… Y aunque muchos digan que no hay nada mas pavo que un ser humano enamorado, discúlpenme que los contradiga, pero existe alguien aún peor: la que se cree que casándose la vida les va a mejorar sustancialmente. A ver chicas, entiendan de una vez por todas que un marido es alguien que:
-          -     Cree a pie juntillas que la cubetera de hielo se llena de agua, sola, en el freezer.
-No encuentra ninguna cosa (literalmente ninguna) en ningún armario, ni siquiera aunque se le caiga en la cara.
-Se niega rotundamente a subirse al auto cuando manejas vos, salvo que se haya alzado un pedo morboso en algún evento y tema que lo agarre un control de alcoholemia.
-No solo no pregunta donde estamos si está perdido, sino que ni siquiera le hace caso al GPS. Y si se llega a perder, …