miércoles, 25 de noviembre de 2009

Desvaríos varios


Hace como dos semanas que estoy dele que te dele pensando en que puedo escribir, pero juro que no me sale nada. Con las musas de vacaciones creo que me he quedado sin nada para decir.
Y miren si estaré jodida que yo siempre tengo algún tema de conversación o de monologo, depende el interlocutor.
¿Alguna vez les conté cuando en uno de los viajes desde Córdoba a San Juan, me pasé las 6 horas que dura el trayecto hablándole sin parar a mi amado? Pobrecito mi vida, yo calculo que a los 15 minutos me cortó el canal de comunicación enfrascándose en vaya a saber que pensamiento.
Para colmo de males, mi vida está aburridamente tranquila y armónica. Y no es que me queje, al contrario, con el cansancio que ya cargo a esta altura del año, menos mal que estoy en paz.
Siempre recuerdo gratamente la canción del maestro Fito Paez que dice: “(…) estoy tranquilo, pero herido (…)” Creo fervientemente que es un garrón estar deprimido y encima nervioso, no hay equilibro psicológico que resista a semejante combinación.
Para colmo de males, una de mis mejores amigas se casa en cuestión de meses, entonces casi todas las charlas con mis amigas giran en torno a casamiento, vestidos de novias, catering, cotillón, etc, etc, etc.
¿Pueden creer que están todos desesperados por casarme? Hasta mi vieja quiere sacarme de encima y mandarme a vivir a San Juan definitivamente. Como será que mi amiga la novia, ya me eligió fecha de casamiento y todo. Según ella las mejores fechas son marzo/abril o septiembre/octubre, así que si no me caso en octubre del año que viene ya se me va para marzo del 2011.
Así que en fin, acá estoy…sin nada nuevo bajo el sol para contar…

jueves, 12 de noviembre de 2009

Así no hay antialergico que aguante


Hace una semana que tengo una tremenda alergia estacional, provocada por el polvillo que hay en el ambiente. No dejo de estornudar, y como un atentado a mi idílico romance duermo con un rollo de papel higiénico en la mesita de luz y hasta ronco porque tengo la nariz tapada.
¡Tiene que llover caramba!
Y claro, te sembraron tanta soja que ahora Córdoba parece el desierto del Sahara.
Ustedes no se imaginan como tengo los talones y los codos, ideales para rallar queso sardo. Es un presupuesto en crema.
Debo confesar, a pesar de mi vanidad, que al comienzo estaba chocha porque tengo los rulos super controlados y aplastados. Pero ya está, prefiero planchármelos sistemáticamente antes que estar tirando la cadena del inodoro cada tres pichinis livianos para ahorrar agua.
¡Se nos están quemando los campos, se nos están secando los ríos!
¿Ustedes se dan cuenta que si seguimos así, no va a haber ni agua estancada para que se reproduzca el mosquito del dengue?
Encima cuando se avecina una tormenta, el ambiente se pone tan espeso que parece que se nos va a caer el cielo encima y solo llueven tres gotas locas. Yo ya no salgo más de paraguas, mas por cabala que por otra cosa, es como cuando uno está esperando el colectivo hace media hora y justo cuando decide prenderse un pucho aparece el muy turro, bue tengo la esperanza de que esa Ley de Murphy se cumpla si no salgo de paraguas cuando está nublado y hay olor a lluvia.
¿Se acuerdan de enero del 2008 cuando llovieron 15 días seguidos? Córdoba parecía Londres. Se inundó todo, colapsaron los desagües de la ciudad y a mi me dolían las articulaciones.
Así no hay cuerpo que aguante, cuando no es la alergia son los huesos
Este tema del calentamiento global es muy preocupante, a ver si nos ponemos las pilas y empezamos a plantar todos los arbolitos que nos han ido sacando, el tema es… ¿De donde vamos a sacar agua para regarlos?

jueves, 5 de noviembre de 2009

Es inmoral sentirse mal por haber querido tanto


¿Alguien, alguna vez se dio cuenta que en las telenovelones todos los malos son locos?
Es como si la única explicación o justificación hacia la maldad fuera un serio trastorno psicológico.
Si los guionistas de novelas me consultan, yo les puedo proveer una serie de ejemplos de seres malvados que no tienen ninguna enfermedad mental, sino que actúan de esta manera porque simplemente para ellos, egocéntricos a reventar, el fin justifica los medios. No hay ningún horrible trauma, no superado y por lo tanto negado, de la niñez que sirva de móvil para andar aplastando cabezas a diestra y siniestra, y encima regocijarse con el dolor ajeno.
Lo peor de todo es que es casi como decir que todas aquellas personas que tienen algún problema psicológico son consecuentemente malvadas, cuando yo sé a ciencia cierta (ya sabemos todos que mi señora madre es psicóloga) que hay muchísimas personas que tienen trastornos mentales y que son inofensivas.
¿Esta gente no se dará cuenta que tomando esto como premisa para crear el argumento de un producto que consumen en su mayoría las mujeres nos meten en la cabeza, que si un tipo es un reverendo HDP es porque el pobrecito su alma ha tenido un problemón de chiquito? …Entonces no es que sea malo, sino que tiene problemas!!!
Concepto que yo sostuve durante años, hasta que la vida misma me topó con hombres que no han tenido una infancia fácil pero que son seres llenos de buenos sentimientos que serian incapaces de lastimar premeditadamente a alguien.
Mujeres del mundo, recordemos siempre que un señor que haya sufrido no necesariamente te lastima, que ese sufrimiento no es argumento válido para justificar el accionar nocivo del “señor” en cuestión, y sobre todo no olvidemos que no podemos salvarlos de ellos mismos, sino que somos nosotras las que nos debemos resguardar de ellos.
Que ellos se cuiden su cabeza que nosotras cuidamos la nuestra.