Ir al contenido principal

La llorona



Toda historia tiene un comienzo, y esta empezó hace muchos años cuando las fotos eran sepia y la que suscribe peinaba un flequillo que le quedaba como una patada en el traste y sus amiguitas y hermanitas, también pequeñas pero no por eso menos malvadas, le decía la “lloradora” porque si me mirabas fuerte estallaba en llanto. Cómo será que mi abuela cada vez que me veía llorar me preguntaba: ¿Y ahora porque llorás Laura? Ante lo cual yo respondía absolutamente acongojada: “¡Porqué me viene la llorada!”
He llorado en situaciones absurdas, aunque no para mi, si por lo menos para el resto de las personas que me rodearon en el momento mismo en que me asaltó el llanto. A los 16 años viendo por cable la película de Disney: “La Bella y La Bestia”, cuando la Bestia se enferma porque la Bella se va. Recuerdo también, que no me importó romper en llanto desconsolado en el cine en ocasión del estreno de Titanic, al punto que la chica de atrás le comentó a su amiga: “¡Mira como llora la de rulitos de adelante!”
Cómo será que no es necesario que haya visto algún capitulo de una novela, cada vez que veo las últimas escenas, la lágrima me nubla la visión y no la puedo contener en el ojo. Y ni hablar que cada vez que veo una película que ya vi y que sé que termina mal, lloro sin cesar desde las primeras escenas hasta el final.
En tren de confesiones, les digo que a esta altura de mi vida me tiene sin cuidado que la gente piense que soy una boluda. Yo prefiero definirme como una persona sensible, que no se conforma con que el carácter trágico de las cosas sea definitivo.
Y como ya lo dijo Moria: “Si querés llorar, llorá”

Comentarios

  1. Claro que sí, sos sensible, llorá con confianza.

    Besos.

    ResponderEliminar
  2. He llorado en el cine, en clase cuando alguien me ha tratado mal, he llorado al ver la imagen de dos personas mayores paseando de la mano.
    He llorado cuando me han dejado, cuando me han besado, en el gozo y el reproche.
    He llorado de risa al leer este post, cuando era pequeña era llorona versus presumida, mi abuelita, me decía que si seguía asi de mayor ´tendría unos ojos horribles, ahora cuando lloro me acuerdo de ella.
    Así que llorar se convirtió en la forma de sacar fuera lo que me hace sentir mal y de alguna manera dejarla que ella vuelva a visitarme en el recuerdo.

    Fundaré un "Club de lloronas orgullosas de serlo"

    ResponderEliminar
  3. Gracias Mariela!!!
    Vos siempre con tan buena onda.
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Carmeloti: yo también soy una llorona orgullosa de serlo, y estoy segura que llorar ayuda a descargarse, sacar las angustia, lavar las penas y mirar las cosas distinta.
    Te mando un fuerte abrazo y te espero cuando quieras

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Torta Borracha

INGREDIENTES: -          Vainillas 24 -          Crema 500 cc. -          Azúcar cantidad necesaria -          Chocolate cobertura 150 gs. -          Dulce de leche 1 cda. -          Manteca 25 gs. -          Moscato cantidad necesaria (se puede reemplazar por algún licor, ron, whisky, etc.)
PREPARACIÓN:
Para comenzar con la preparación de este postre es necesario sacarme la máscara de entrada y confesarles que no soy muy amiga de la cocina por eso las recetas que les traigo son muy simples.  Hechas las aclaraciones pertinentes del caso, cual Maru Botana y su prole numerosa cocinando en su casa del country, empezamos  con nuestra receta. Derretimos el chocolate cobertura a baño maría junto con la manteca y el dulce de leche. Mientras que por otro lado batimos la crema con el azúcar a punto chantilly. Luego mojamos las vainillas con el moscato y procedemos al armado.
¡Ojo! Que no se les vaya la mano con la cantidad de vino para mojar las vainillas. No vaya a ser que les pase lo que le ocurrió a m…

¿Qué tiene que ver el amor con el ojo del hacha?

Al que le gusta el durazno...

Mucho se ha escrito en esta página sobre el amor, y aunque si bien el tema que nos convoca poco tiene que ver con el amor, no hay forma de bancarse estas pequeñas delicias de la vida conyugal si no existe amor verdadero… Y aunque muchos digan que no hay nada mas pavo que un ser humano enamorado, discúlpenme que los contradiga, pero existe alguien aún peor: la que se cree que casándose la vida les va a mejorar sustancialmente. A ver chicas, entiendan de una vez por todas que un marido es alguien que:
-          -     Cree a pie juntillas que la cubetera de hielo se llena de agua, sola, en el freezer.
-No encuentra ninguna cosa (literalmente ninguna) en ningún armario, ni siquiera aunque se le caiga en la cara.
-Se niega rotundamente a subirse al auto cuando manejas vos, salvo que se haya alzado un pedo morboso en algún evento y tema que lo agarre un control de alcoholemia.
-No solo no pregunta donde estamos si está perdido, sino que ni siquiera le hace caso al GPS. Y si se llega a perder, …