Ir al contenido principal

Crueles indicios de que ya no me cocino en un hervor


- Prefiero la labor terapia como esparcimiento. Entre salir el sábado a la noche de juerga y levantarme el domingo a la mañana a arreglar el jardín, elijo regar las plantas.


- Si llego a un restaurant y hay una joven pareja con niños pequeños que lloran, gritan y destruyen todo a su paso y sus padres resultan inmutables, me las tomo.

- Elijo la tranquilidad al bullicio. Prefiero pasarme unos días en San Marcos Sierras a chocarme continuamente con la gente que sale hasta por abajo de las piedras en Carlos Paz.


- Cuando estoy mucho tiempo sentada en el piso como indio, me cuesta un perú levantarme de lo que me duele la cintura.


- Me preocupa lo que ven nuestros pre-adolescentes, como escenas cuasi sexuales en programas para esa franja etaria (Casi Ángeles por ejemplo) y tampoco me parece gracioso que la gente juegue a pegarse (Como en Jackass)


- Prefiero ir a ver a Dolina o a Les Luthiers que ir a un recital de la Bersuit.


Y cuando pienso en que las cosas que marcaron mi infancia pasaron hace más de 20 años me agarra una depresión… Qué lo tiró, los años no vienen solos.

Comentarios

  1. A mí de todo lo que ponés, lo que más me deprime también es pensar en sucesos del pasado y darse cuenta que sucedieron hace más de 30 años. Totalmente deprimente :-(

    ResponderEliminar
  2. 1.- Adhiero totalmente a lo de los restaurantes... hace unos días en una ciudad del sur nos invitó la prima de mi novia a comer al resto del hotel que tiene. Eramos 3 adultos y 3 niños... Juro que sentí vergüenza, la hija de mi novia y los dos de su su prima estaban intratables. Curiosamente, la prima de mi novia, manifestó que no le gusta sacar a sus hijos a comer afuera...

    Por otro lado, creo que la TV actual es una porquería

    ResponderEliminar
  3. Lo de los restoranes... soy bastante más tolerante porque tengo una hija y entiendo lo del bullicio (aunque, como dijiste, los padres que no se inmutan cuando los nenes están tirando el restorán abajo... na na na!).

    Todo lo demás, TOTALMENTE de acuerdo! Sobre todo lo de Dolina y Les Luthiers... y lo de sentarme en el piso. Y ni siquiera llego a los 30 años!

    ResponderEliminar
  4. ¡Pero de todos esos indicios el más cruel es el dolor de cintura!
    Los otros, mal que mal, los entiendo como signos de que tu criterio en las cosas que tolerás y las que no, se está modificando... no me parece que sea malo, yo lo veo como algo bueno.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Torta Borracha

INGREDIENTES: -          Vainillas 24 -          Crema 500 cc. -          Azúcar cantidad necesaria -          Chocolate cobertura 150 gs. -          Dulce de leche 1 cda. -          Manteca 25 gs. -          Moscato cantidad necesaria (se puede reemplazar por algún licor, ron, whisky, etc.)
PREPARACIÓN:
Para comenzar con la preparación de este postre es necesario sacarme la máscara de entrada y confesarles que no soy muy amiga de la cocina por eso las recetas que les traigo son muy simples.  Hechas las aclaraciones pertinentes del caso, cual Maru Botana y su prole numerosa cocinando en su casa del country, empezamos  con nuestra receta. Derretimos el chocolate cobertura a baño maría junto con la manteca y el dulce de leche. Mientras que por otro lado batimos la crema con el azúcar a punto chantilly. Luego mojamos las vainillas con el moscato y procedemos al armado.
¡Ojo! Que no se les vaya la mano con la cantidad de vino para mojar las vainillas. No vaya a ser que les pase lo que le ocurrió a m…

¿Qué tiene que ver el amor con el ojo del hacha?

Al que le gusta el durazno...

Mucho se ha escrito en esta página sobre el amor, y aunque si bien el tema que nos convoca poco tiene que ver con el amor, no hay forma de bancarse estas pequeñas delicias de la vida conyugal si no existe amor verdadero… Y aunque muchos digan que no hay nada mas pavo que un ser humano enamorado, discúlpenme que los contradiga, pero existe alguien aún peor: la que se cree que casándose la vida les va a mejorar sustancialmente. A ver chicas, entiendan de una vez por todas que un marido es alguien que:
-          -     Cree a pie juntillas que la cubetera de hielo se llena de agua, sola, en el freezer.
-No encuentra ninguna cosa (literalmente ninguna) en ningún armario, ni siquiera aunque se le caiga en la cara.
-Se niega rotundamente a subirse al auto cuando manejas vos, salvo que se haya alzado un pedo morboso en algún evento y tema que lo agarre un control de alcoholemia.
-No solo no pregunta donde estamos si está perdido, sino que ni siquiera le hace caso al GPS. Y si se llega a perder, …