Ir al contenido principal

El saber no ocupa lugar


Desde que soy una señora casada aprendí un montón de cosas acerca de la relación amorosa hombre-mujer que me habría venido al pelo a los 20 años, cuando mi vida sentimental era un vaivén continuo y reiterado de fracasos.
Porque mirá: si hay algo que nos obsesiona a todas las mujeres por igual, es influir en el pensamiento y consecuente accionar de nuestro hombre en cuestión. El tema es que jamás damos con la tecla. Y no estoy descubriendo la pólvora, simplemente estoy evidenciando una gran verdad
Ensayamos horas frente al espejo o mientras hacemos gimnasia o limpiamos el hogar, un monólogo apoyado en argumentos de dudosa veracidad empírica, pero dichos con tanta seguridad que nadie se atrevería a refutarlos, pretendiendo así convencer a nuestra media naranja de que nuestro punto de vista es el más conveniente y acertado.
Pero no entendemos que los hombres son tan básicos en instintos y tan simples en estructura de pensamiento lógico, que por eso mismo es casi imposible que los convenzamos de algo que les parece descabellado de tan solo imaginarlo.
En mi caso particular, una de las cosas que aprendí es que si queremos que un hombre nos valore no debemos, jamás de los jamases, recurrir a la treta de los celos, porque un tipo nunca valorará a una mujer que a la primera de cambio le insinúa que es posible que se raje con el primer gil que se le cruce por el camino.
Y en este arduo camino de la pareja bien constituida, también aprendí que no sirve de nada hacernos las víctimas, porque los hombres que saben que no se han mandado ninguna macana, son inmunes a la culpa y por ende quedamos en evidencia como manipuladoras. Porque chicas, entendamos que este sentimiento es exclusivo de las mujeres y de los señores que tienen cola de paja, y querida mía si tu bienamado la tiene: de qué querés convencer a un tipo en el que no podés confiar?
Así que mis queridas, en solidaridad de género y como regalo para este 2011 que recién está en pañales les dejo este consejito: aunque les cueste un huevo y la mitad del otro, sean lo más claras y sinceras posibles. Usen mi experiencia como si fuera propia, y recuerden que no hay mal que por bien no venga y que de todo se aprende en esta vida.

Comentarios

  1. Creo que expusiste el gran problema femenino de todos los tiempos: No aceptar que el hombre es simple, racional y que carece de culpas "sin sentidos"

    ResponderEliminar
  2. Gracias mi querido Shaggy, ahora que estoy felizmente en una pareja estable con un buen hombre normal, pude entenderlo.
    Besos estimado

    ResponderEliminar
  3. Supongo que en el tema de parejas, se aplica la ley que intentamos aplicar en la vida.

    Al pan, pan y al vino, vino.

    Muchas veces, lo más sencillo y directo es lo más adecuado.

    ResponderEliminar
  4. Tal cual, hay un tip que me pasaron que cada vez que se me viene a la cabeza refunfuño de por qué no lo aplico más seguido:


    KISS (Keep it Simple and Stupid)

    ResponderEliminar
  5. LOL Shaggy, eso lo dijeron en The Office, y es "keep it simple, stupid" ("stupid" como apelativo).

    Tal cual. Aparte... es tan típico de las mujeres complicar las cosas para llamar la atención cuando la cosa no está complicada! Típico de las relaciones poco duraderas. Llevo 9 años con el mismo hombre, 5 casada con él. Cuanto más simple nuestra relación, más felices somos, más lo quiero, más me quiere, y más confiamos el uno en el otro.

    Lo de los celos nunca se me cruzó por la cabeza--creo que en cuanto a relaciones yo también soy medio simplona. Jaja!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Torta Borracha

INGREDIENTES: -          Vainillas 24 -          Crema 500 cc. -          Azúcar cantidad necesaria -          Chocolate cobertura 150 gs. -          Dulce de leche 1 cda. -          Manteca 25 gs. -          Moscato cantidad necesaria (se puede reemplazar por algún licor, ron, whisky, etc.)
PREPARACIÓN:
Para comenzar con la preparación de este postre es necesario sacarme la máscara de entrada y confesarles que no soy muy amiga de la cocina por eso las recetas que les traigo son muy simples.  Hechas las aclaraciones pertinentes del caso, cual Maru Botana y su prole numerosa cocinando en su casa del country, empezamos  con nuestra receta. Derretimos el chocolate cobertura a baño maría junto con la manteca y el dulce de leche. Mientras que por otro lado batimos la crema con el azúcar a punto chantilly. Luego mojamos las vainillas con el moscato y procedemos al armado.
¡Ojo! Que no se les vaya la mano con la cantidad de vino para mojar las vainillas. No vaya a ser que les pase lo que le ocurrió a m…

¿Qué tiene que ver el amor con el ojo del hacha?

Al que le gusta el durazno...

Mucho se ha escrito en esta página sobre el amor, y aunque si bien el tema que nos convoca poco tiene que ver con el amor, no hay forma de bancarse estas pequeñas delicias de la vida conyugal si no existe amor verdadero… Y aunque muchos digan que no hay nada mas pavo que un ser humano enamorado, discúlpenme que los contradiga, pero existe alguien aún peor: la que se cree que casándose la vida les va a mejorar sustancialmente. A ver chicas, entiendan de una vez por todas que un marido es alguien que:
-          -     Cree a pie juntillas que la cubetera de hielo se llena de agua, sola, en el freezer.
-No encuentra ninguna cosa (literalmente ninguna) en ningún armario, ni siquiera aunque se le caiga en la cara.
-Se niega rotundamente a subirse al auto cuando manejas vos, salvo que se haya alzado un pedo morboso en algún evento y tema que lo agarre un control de alcoholemia.
-No solo no pregunta donde estamos si está perdido, sino que ni siquiera le hace caso al GPS. Y si se llega a perder, …