Ir al contenido principal

El sueño de la piba


Por esos años mozos, yo era una jovencita con infulás de hippie (y pulcritud de burguesa) que estudiaba Comunicación Social, asistía a clases comunitarias, hacía trabajos prácticos mientras mis compañeros fumaban yerba, hojas de eucapiltus (o lo que venga) y cada vez que la Bersuit tocaba yo me apersonaba en la puerta del lugar vistiendo de manera impecable el buzo del pijama de mi papá.
Me acuerdo que la primera vez que los ví fué en una fiesta de la primavera en Carlos Paz allá cuando todavía no comenzaba el segundo milenio (si chicas, soy eterna de vieja) y también me acuerdo del último recital al que fuí, abrazada a la Flaca cantando Un Pacto.
Y aunque separado de la banda y todo, la magia sigue viva.
Es que el tipo tiene carisma viste.
Y para colmo la que aquí suscribe le hizo una entrevista (si, por si no se acuerdan soy periodista).
Decirles que tiene los ojos celestes más lindos que ví en mi vida sería un exceso y capaz que hasta redunde en un mini escena de celos de mi maridito, pero que los tiene los tiene.
Y a mi me temblaba la mano donde tenía el grabador.
Eso si, lo primero que hice fué estamparle un regio beso en la mejilla apenas nos abrió la puerta del camarín y se acomodó para las fotos.
Encima yo tenía el pelo hecho un escándalo porque ya me había saltado y cantado todo durante el recital.
La imagen de periodista objetiva fué socavada de manera tal que Mariano Moreno se retorcería en su tumba. Pero yo me fuí felíz y con una conversación con el Pelado Cordera guardada en las notas de voz de mi BlackBerry.

P.D.: Le tendría que haber pedido que me autografíe el escote

Comentarios

  1. Como ha cambiado tu vida amiga de alma, de hippie o semi hippie por que nunca lo fuimos realmente a decir en el mismo texto, sin tapujo alguno... blacberry..jaja.. me cae bien el pelado cordera..

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Torta Borracha

INGREDIENTES: -          Vainillas 24 -          Crema 500 cc. -          Azúcar cantidad necesaria -          Chocolate cobertura 150 gs. -          Dulce de leche 1 cda. -          Manteca 25 gs. -          Moscato cantidad necesaria (se puede reemplazar por algún licor, ron, whisky, etc.)
PREPARACIÓN:
Para comenzar con la preparación de este postre es necesario sacarme la máscara de entrada y confesarles que no soy muy amiga de la cocina por eso las recetas que les traigo son muy simples.  Hechas las aclaraciones pertinentes del caso, cual Maru Botana y su prole numerosa cocinando en su casa del country, empezamos  con nuestra receta. Derretimos el chocolate cobertura a baño maría junto con la manteca y el dulce de leche. Mientras que por otro lado batimos la crema con el azúcar a punto chantilly. Luego mojamos las vainillas con el moscato y procedemos al armado.
¡Ojo! Que no se les vaya la mano con la cantidad de vino para mojar las vainillas. No vaya a ser que les pase lo que le ocurrió a m…

¿Qué tiene que ver el amor con el ojo del hacha?

Al que le gusta el durazno...

Mucho se ha escrito en esta página sobre el amor, y aunque si bien el tema que nos convoca poco tiene que ver con el amor, no hay forma de bancarse estas pequeñas delicias de la vida conyugal si no existe amor verdadero… Y aunque muchos digan que no hay nada mas pavo que un ser humano enamorado, discúlpenme que los contradiga, pero existe alguien aún peor: la que se cree que casándose la vida les va a mejorar sustancialmente. A ver chicas, entiendan de una vez por todas que un marido es alguien que:
-          -     Cree a pie juntillas que la cubetera de hielo se llena de agua, sola, en el freezer.
-No encuentra ninguna cosa (literalmente ninguna) en ningún armario, ni siquiera aunque se le caiga en la cara.
-Se niega rotundamente a subirse al auto cuando manejas vos, salvo que se haya alzado un pedo morboso en algún evento y tema que lo agarre un control de alcoholemia.
-No solo no pregunta donde estamos si está perdido, sino que ni siquiera le hace caso al GPS. Y si se llega a perder, …