domingo, 4 de septiembre de 2011

Lo que se hereda no se hurta

Cosas que aprendí de mi santa madre y que en la puta vida hubiera creído que me iban a servir para hacer feliz a mi maridito:

- Lavar los platos, enjabonando primero todo con la esponja y recién después enjuagar las cosas.

- Armar bolsos de viaje chicos.

- Hacer ruedos y coser botones.

- Hacerle la prueba hidráulica a las bolsas del super antes de ponerlas en el basurero.

- Afeitar pullovers para sacarles las bolitas de lana.

- No mezclar la ropa blanca con la ropa de color en el lavarropas, y poner las toallas solas.

Sino fuera por el detalle de la cocina y la plancha sería una jefa de familia completita