Ir al contenido principal

Competencia desleal


Muy al contrario de lo que opinen los hombres, si las mujeres desconfiamos es por algo. Tenemos un sexto sentido cuando se trata de proteger a nuestro macho alfa, y nos damos cuenta cuando otra señorita pretende quitarnos a nuestro peor es nada.
El tema es que en infinidad de ocasiones –no siempre porque los hay muy piratas - los tipos no se dan cuenta que una mina les anda arrastrando el ala. Ellos se creen que “ella” es así, cándida y servicial con todo el mundo.
Y ahí es cuando nosotras metemos la pata hasta el fondo. Primero le estamos recalcando todo el tiempo que cada cosa que hace la muy turra es para llamarles la atención: “¿No ves que cuando te mira te hace ojitos y te sonrie?” “¿No te das cuenta que todo el tiempo te hace favores o te dá con todos los gustos?” “Detrás de esa cara de YoNoFuí esa mina anda buscando guerra”
E indefectiblemente lo avivamos. Si él, que es un caído del catre, no se había dado cuenta que la mosquita muerta lo provocaba, ya se dio por enterado y hasta prestó atención a todos los movimientos. Primer error nuestro.
Pero no contentas con haber avivado el zonzaje, empezamos a crear una verdadera contrincante cuando -en la mayoría de los casos- la mina es NiFuNiFa. No nos llega ni a la bosta de la suela de los zapatos. Es la nada misma. Es lo más común que viene en versión femenina. Pero tanto la criticamos, en el empeño que ponemos en que nuestro bien amado vea lo miserable y poca cosa que es, que la terminamos inflando. Y él termina defendiéndola de nosotras que la atacamos sin que ella –todavía- nos haya hecho nada. Terminamos transformándola en una víctima de nuestros celos injustificados. Y para colmo, al sanguango que duerme a nuestro lado, la mina le empieza a parecer la mismísima reencarnación de la Mata Hari. De repente le ve seductora y misteriosa, cuando en realidad la mina es un piojo resucitado, por nosotras mismas encima.
Somos unas boludas bárbaras. No me digan que no.
Por eso chicas, lo mejor que podemos hacer cuando detectamos que una mosquita muerta anda rondando a nuestro hombre, es ignorarla, no darle entidad como competencia. Si nos damos cuenta que él no se avivó es mejor no decir nada. Que él siga feliz en su ignorancia, creyendo que lo mejor que le pudo pasar en su vida es que una mina tan maravillosa como una los eligió como compañero de ruta.
Chicas, recuerden que los hombres son prácticos y por eso mismo son simples, no andan enroscándose la cabeza con especulaciones creadas por las miradas o comentarios de los demás cuando no hay nada firme. Si la señorita en cuestión no se le ofrece directamente, el no se va a dar cuenta de las intenciones de ella. Obviamente, partiendo de la base que a él no le interesa la mina, porque si la atracción es mutua ese es otro cantar, pero no es el tema que hoy nos convoca.
Queridas mías recuerden que si nosotras nos terminamos enredando en una maraña de inseguridad y celos injustificados, vamos a terminar pasando de protagonista de nuestra propia comedia romántica a contrafigura femenina de culebrón venezolano de bajo presupuesto.


Comentarios

  1. Ay! No podías decirlo mejor... a ponernos el ni que cierre en la boquita que Dios nos dio y hacer como que AquiNoPasaNada.


    Besos y felices fiestas!

    ResponderEliminar
  2. Jajaja me encantó.
    Es tal cual como lo explicas, te lo dice alguien que nunca se da cuenta de eso :S

    ResponderEliminar
  3. A mi parecer siempre habrá otra persona q pueda llamarle la atención a nuestra pareja si no nos preocupamos en reforzar a diario nuestra relación.
    Es cosa de todos los días y de re inventarse para no caer en la rutina.. q a todos nos aplasta..(hombres y mujeres) y les pasa hasta a los mejores amores....

    saludos

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Torta Borracha

INGREDIENTES: -          Vainillas 24 -          Crema 500 cc. -          Azúcar cantidad necesaria -          Chocolate cobertura 150 gs. -          Dulce de leche 1 cda. -          Manteca 25 gs. -          Moscato cantidad necesaria (se puede reemplazar por algún licor, ron, whisky, etc.)
PREPARACIÓN:
Para comenzar con la preparación de este postre es necesario sacarme la máscara de entrada y confesarles que no soy muy amiga de la cocina por eso las recetas que les traigo son muy simples.  Hechas las aclaraciones pertinentes del caso, cual Maru Botana y su prole numerosa cocinando en su casa del country, empezamos  con nuestra receta. Derretimos el chocolate cobertura a baño maría junto con la manteca y el dulce de leche. Mientras que por otro lado batimos la crema con el azúcar a punto chantilly. Luego mojamos las vainillas con el moscato y procedemos al armado.
¡Ojo! Que no se les vaya la mano con la cantidad de vino para mojar las vainillas. No vaya a ser que les pase lo que le ocurrió a m…

¿Qué tiene que ver el amor con el ojo del hacha?

Al que le gusta el durazno...

Mucho se ha escrito en esta página sobre el amor, y aunque si bien el tema que nos convoca poco tiene que ver con el amor, no hay forma de bancarse estas pequeñas delicias de la vida conyugal si no existe amor verdadero… Y aunque muchos digan que no hay nada mas pavo que un ser humano enamorado, discúlpenme que los contradiga, pero existe alguien aún peor: la que se cree que casándose la vida les va a mejorar sustancialmente. A ver chicas, entiendan de una vez por todas que un marido es alguien que:
-          -     Cree a pie juntillas que la cubetera de hielo se llena de agua, sola, en el freezer.
-No encuentra ninguna cosa (literalmente ninguna) en ningún armario, ni siquiera aunque se le caiga en la cara.
-Se niega rotundamente a subirse al auto cuando manejas vos, salvo que se haya alzado un pedo morboso en algún evento y tema que lo agarre un control de alcoholemia.
-No solo no pregunta donde estamos si está perdido, sino que ni siquiera le hace caso al GPS. Y si se llega a perder, …