martes, 27 de noviembre de 2012

Sobre las expectativas femeninas y demás muertos en el placard


Llegó el momento de confesarlo, las mujeres:


- Después de la primer salida con un chico siempre tenemos expectativas amorosas, que después vayan decayendo porque no resulto como creíamos es otro tema. 

- Alguna vez nos enamoramos de un tipo comprometido y esperamos que deje a su mujer por nosotras.

- Aunque sea una vez nos enamoramos de un tipo mujeriego y fóbico al compromiso y pretendimos cambiarlo
         
 - Cuando estamos en una relación somos esclavas del teléfono, por suerte ahora existe el celular que te permite seguir siendo esclava pero por lo menos fuera de tu casa.
          
 - No somos claras, sino hablamos demasiado sin decir nada, decimos una cosa cuando en realidad, queremos decir otra.
           
- Nos sentimos amenazadas cada vez que otra mina nos piropea la pareja en nuestra cara, aunque sea la mina más horrible del universo.

- Nos depilamos mejor para tomar sol con nuestras amigas que para tener una noche de sexo salvaje y escandaloso.
    
-  Fantaseamos con operarnos lo blandito del brazo.

 - Jamás admitiremos que alguna vez nos masturbamos.

- Cada vez que estamos felizmente en pareja pensamos que nombres le vamos a poner los hijitos que tengamos.

Y la que diga que no que se prepare para una rinoplastia.


viernes, 16 de noviembre de 2012

No hay bien que por mal no venga


A los tipos les encanta decir que las mujeres no tenemos amigas, que somos envidiosas, celosas y competitivas. Que está todo bien entre nosotras hasta que se cruza un sapo con ínfulas de príncipe azul y somos capaces de arrancarnos las corneas y contrabandearlas a China si es que nuestra amiga osa rozar con la mirada a nuestra media toronja de turno (si, toronja, ¿por qué tiene que ser naranja?)
Está bien, y aunque es un preconcepto bastante arcaico es tan cierto como que el caballo de San Martín era blanco, eso de que hazte fama y echate a dormir. Y nosotras somos mandadas a hacer para ese tipo de cosas. Pero en realidad no es que una no tiene  amigas, es que ellos no entienden la manera visceral en la que sentimos la amistad.
Una mujer tiene solo un par de amigas verdaderas, nada más, de esas que son incondicionales y respetuosas de nuestros tiempos y espacios. El resto son conocidas, compañeras, vecinas, primas, cuñadas o parejas de los amigos de tu amado. A veces son más cercanas, otras más superficiales y muchísimas veces la competencia con ellas nos sirve para mejorar como seres humanos, ¿quién no se dió cuenta que ese vestidito a lunares estilo pinup, que tanto te gusta y por el que sos capaz de pagar $5.000 solo te queda bien si sos Natalia Oreiro, al verlo en el cuerpo de la esposa del primo de tu bien amado en la fiesta de navidad? O ¿quién no se vió todos los documentales del Discovery sobre la teoría del big bang solo para hacer quedar como una gila a una compañera de laburo que se las dá de Einsten y que se creé que es una serie de televisión?
Los tipos nunca van a entender que somos socias complementarias y coparticipes en un aspecto particular de nuestra vida, amigas jamás.
Ellos en cambio tienen 25 grupos distintos de 50 tipos que son TODOS amigos. Si claro, como que no. Yo antes creía que los que se engañaban eran ellos mismos, pero la vida me demostró que lo que estos señores de bien quieren, es embaucarnos a nosotras.
Tienen distintos grupos con los que salen de joda: siempre hay un cumpleaños, un ascenso, una paternidad, una despedida de soltero o un partidito de fútbol que amerita que el señorito se raje de casa 4 de las 7 noches que tiene una semana. Esta clase de tipos son aquellos que se tranzan a la ex o a la amiga con derecho de un amigo alegando que él estaba muy borracho y ella se le regaló, cuando en realidad él lo único que quiso toda la vida fue hincarle el diente en la yugular y si ella le responde tan solo uno de los 689 mensajitos que le mandó en los últimos 3 días, se manda la Gran Tinelli. O son de esos que cuando está empezando la relación te dice que no te presenta a los amigos porque son unos buitres, pero lo que esconden es a otra mina, la oficial, la que es amiga de las mujeres de sus amigos, es como cuando te dicen que no te presentan la familia porque le dan vergüenza. MENTIRA. El tipo tiene otra mina, que se intercambia recetas con la madre y que le hace de baby sitter al sobrinito, simple.
 Y si realmente una mina de 55 kilos tiene la fuerza para ultrajarlo, la familia le da vergüenza y tiene 300 amigos y son todos  unos buitres; querida ¿que hacés ahí? Raja ya. No va a salir nada bueno de esa relación. Recordá siempre que soldado que huye sirve para otra batalla.

jueves, 1 de noviembre de 2012

La que mama no llora



Dicen que el fin justifica los medios, pero los hombres cada día me sorprenden más. O será que con todo el asunto de la liberación femenina y de la aceptación social y legal de la diversidad sexual las minas nos estamos revelando y nos volcamos al lesbianismo o nos negamos a satisfacer sexualmente a nuestro hombre.

No sé, pero ¿hasta a donde piensan llegar los hombres en su afán de que se la chupemos?

Resulta que ahora, los investigadores de la Universidad estatal de Carolina del Norte, Estados Unidos – ¿Cómo están al pedo estos yanquis no? Y pensar que los del Conicet no tienen ni para tubos de ensayo y estos gringos que se le pasan haciendo estudios para convencer mujeres de los beneficios de la fellatio - dicen que la mujeres que a veces ingieren el semen de sus parejas tienen un 40% menos de probabilidades de desarrollar un cáncer.

La directora de este grupo de investigación, la doctora Helena Shifteer dice: “Yo animo a todas las mujeres del mundo a que practiquen la felación y que ésta, se convierta en la rutina más importante de su vida diaria”. La doctora Shifteer dice también que ella siempre se traga el semen de su marido y, para que el método sea efectivo, debe practicarse al menos dos veces por semana.

Ósea que además de sacar la basura y a pasear al perro, lavarte los dientes y las manos antes de comer, tenés que felar a tu amado y tragarte su liquido seminal. Sino fijate, capaz que si lo “ordeñas” y guardas en el freezer te ahorrás todo el asunto de tener el depilado al día.

El semen contiene muchos elementos para estimular el esperma: como las vitaminas C y B12, minerales como el calcio, magnesio, fósforo, potasio y zinc. Además es rico en proteínas, sodio, colesterol y azúcares. Estas propiedades que a la vista parecen ser de cualquier alimento como el yogurt o una manzana, las entrega precisamente la ingesta de esperma que derrama tu pareja cada vez que tienen sexo.

Así que chicas ya saben; nada de andar desperdiciando semejante elixir de la vida eterna que tienen al alcance de la mano, sino averinguensé cual era el secreto de Cleopatra para preservar su belleza y juventud. 


miércoles, 17 de octubre de 2012

¿Qué tiene que ver el amor con el ojo del hacha?


Un estudio de la Universidad de Cornell (Estados Unidos) y publicado en el Journal of Marriage and Family, señala que aquellas parejas que esperan más para tener relaciones sexuales suelen ser más felices a largo plazo.
Estos grupete de científicos -que no deben haber visto una mina ni de casualidad, no sé, yo me los imagino encerrados en un laboratorio usando tubos de ensayo para autosatisfacerse- alegan que al postergar el sexo, las parejas tienen más tiempo para llegar a conocerse en profundidad y darse cuenta de si son compatibles. ¡ERROR! ¿Estos tipos nunca escucharon eso de que te podés pasar toda una vida con alguien y nunca llegar a conocerlo?
Según estos estudiosos de las relaciones sentimentales y familiares aquellos que comienzan a tener actividad sexual apenas se conocen son más propensos a tener problemas después.
Ellos dicen que: "El noviazgo es un tiempo para la exploración y toma de decisiones acerca de la relación, cuando los miembros evalúan la compatibilidad, hacen compromisos y se basan en la intimidad emocional y física. Por el contrario, si se precipitan al tener relaciones sexuales interrumpen este proceso, preparando el escenario para el desligamiento en lugar de la unión". Concepto con el cual estoy en absoluto desacuerdo, como se educa con el ejemplo en mi caso particular mientras más hacía que un tipo me tuviera la vela para ingresarle a este cuerpo, más rápido me gorreaban.
Resulta que para concluir en esta afirmación, los investigadores les preguntaron a 600 parejas casadas y que convivían cuán felices eran juntos. Para ello querían saber cómo se sentían respecto a la relación, su grado de compromiso, lo involucrados que estaban, cómo era su comunicación, con qué frecuencia discutían, su preocupación por el dinero y su nivel de satisfacción sexual y cuánto tiempo habían esperado antes de tener encuentros sexuales.
Así  descubrieron que cerca de un 33 % de los hombres y las mujeres dijeron que habían tenido relaciones sexuales durante el primer mes de noviazgo, mientras que el 28 %  había esperado por lo menos seis meses.
Según estos datos las señoras que habían esperado 6 meses para tener intimidad eran más felices, ya que tenían mejor puntuación -incluso en el plano sexual- que aquellas que tuvieron un encuentro íntimo durante el primer mes. Insisto, no me entrevistaron a mi. Con estas cosas me pasa como con el rating o las encuestas de las elecciones, yo siempre estoy con la minoría pero a mi jamás nadie me preguntó. ¿Y si hay muchos que les pasa lo mismo que a mi?
Como era de esperarse, con los tipos la diferencia era menor. Pero – siempre hay un pero- los que más esperaron a tener sexo se peleaban menos con sus amadas.
Para los investigadores un fuerte deseo sexual puede impedir el desarrollo de otros ingredientes clave de una relación sana, tales como el compromiso, la comprensión mutua y valores compartidos. Ellos concluyen que: "A veces se confunde el sexo con el amor y algunas parejas pasan por alto los aspectos problemáticos de la relación que, en última instancia, importan más en el largo plazo"
No sé ustedes, pero para mí los que se confunden el amor con el sexo son ellos. Chicos: el amor es otra cosa. Y además me parece que la historia la escriben los que ganan y los mojigatos también.

miércoles, 5 de septiembre de 2012

Trague con confianza, con lo caro que están los remedios!

¡Los tipos ya no saben que inventar!
Y lo peor de todo es que los señoritos después se ofenden si los tratamos de chamuyeros, pero es que a veces se les va la mano y las cosas se pasan de castaño oscuro.
Si no fijate en este grupejo de “científicos” de la Universidad Estatal de Nueva York que luego de estudiar a 293 mujeres, de las 3.400 millones de minas que hay en el mundo – imaginate lo representativa que es la muestra- llegó a la conclusión que el semen combate la depresión y te hace más inteligente.
Si chicas, como leyeron según estos tipos el tristemente célebre: “Dale nomás que yo te aviso” cuando en un acto de estrena generosidad le practicamos una fellatio a nuestro bien amado, no es una brutal demostración de egoísmo machista, sino que justamente todo lo contrario, es altruismo en su máxima expresión.
Resulta que el líquido seminal tiene cortisol, estrona y oxitocina, además contiene melatonina que es la hormona que produce el sueño y los antidepresivos naturales seratonina y tirotropina.
Así que nos venimos a desayunar que el mundo ha vivido equivocado.

jueves, 16 de agosto de 2012

La paja en el ojo ajeno



Si vivís en Argentina y tenés tele, además de la guerra entre Magneto y Vila por la fusión entre Cablevisión y Multicanal, es imposible que te mantengas al margen de todo lo que se habla de la Nannis , su prole y otrora sequito. Y más allá de horrorizarme -como toda señora de bien que ahora soy- con el asunto de la vuelta al menemismo, no puedo dejar de pensar en que la señora de Caniggia, no solo debe ser una leona en celo en la cama, además debe manejar al dedillo la estrategia femenina por excelencia de que no importa lo que hagamos, SIEMPRE la culpa va a ser de los hombres. Si no, no se explica que el Pájaro se la banque.
Por eso es que no me sorprendí cuando leí que la Dra Farnaz Kaighobadi de la Universidad de Columbia, Nueva York, hizo una investigación – uno más de los tantos estudios al pedo que me gusta compartir con ustedes – donde se supo que más del 50% de las mujeres encuestadas fingen en la cama. Peeeero –siempre hay un pero si de acciones femeninas hablamos- el motivo por el que lo hacen es para que sus mariditos no las gorreen.
Ósea que además de mantenernos atractivas y controlarlos, les hacemos creer que son el mejor de los amantes. Creo que ya les dije hasta el cansancio que –para mi- uno no ama sino admira, bah por lo menos yo no podría amar a un hombre que no admiro, sin embargo hay muchas parejas que se forman y se sostienen por conveniencia, por deseo de poder o de status. Pero como yo no soy del grupo de los caretas que apedrearon a María Magdalena, no juzgo a nadie porque cada uno hace de su traste un colectivo y lo frena en la parada que lo deja más cerca de sus aspiraciones.
Fuente:


martes, 14 de agosto de 2012

¡Por fin una para nosotras chicas!



Entre tanta investigación al pedo que anda dando vueltas por ahí, que le debe salir bastante jugosa al primer mundo, un experto en psicología evolutiva de la Escuela de Ciencias Económicas de Londres, Satoshi Kanazawa dice que la fidelidad es un atributo de la inteligencia porque los hombres más listos tienen menos aventuras y dan más importancia a las relaciones estables.
Resulta que el capo éste llegó a esta conclusión cuando correlacionó las conductas sociales y el nivel de inteligencia de los varones de distintas edades.

La verdad verdadera es que para mi es bastante escasa la explicación que te da del porqué el tipo con un nivel intelectual elevado valora más la exclusividad sexual, digo… siendo psicólogo y viendo de la experiencia de leer a Freud en la facultad, esperaba una larga sarasa argumentativa.

Además, ¿cómo está seguro el tipo éste de que los señores a los que estudió no lo chamuyaron? Capaz que cuando el locólogo les preguntó a los ingenieros químicos si meaban con la tabla levantada, el tipo le contestó que si más por practico y pulcro que por monógamo… Que se yo… Porque convengamos que el hecho de que un matemático graduado de Harvard prefiera regar plantines los domingos a las 8:00 de la mañana, en vez de dormir la mona de la noche de joda lunga anterior, no quiere decir que el tipo prefiera dedicarse a las tareas del hogar que a la juerga, capaz que lo hace como labor terapia, porque se lo recomendó el terapeuta porque el stress que le genera no poder tener un teorema propio.

Igualmente aparte de que como argumento ante la inminente infelidad de nuestro bienamado es genial:  porque además de tratarlo de hijo de p… lo podes tratar de boludo con fundamento científico, es una de las mejores refutaciones de leyenda de la historia. Porque aunque nosotras ya sepamos que el tipo que nos pone las guampas es un gil, ellos se creen que es el más vivo de todos, entonces que uno de ellos lo reconozca y demuestre empíricamente es una especie de reinvindicación a los años de prejuicios que hemos soportado las féminas que nos vimos obligadas a tirar valijas por las ventanas, celulares al inodoro y platos a la cabeza del malparido que nos cuerneó para palear un poco, aunque sea, la indignación e impotencia que nos genera la traición.

Bienvenido sea entonces, éste estudio al pedo.




Torta Borracha



INGREDIENTES:
-          Vainillas 24
-          Crema 500 cc.
-          Azúcar cantidad necesaria
-          Chocolate cobertura 150 gs.
-          Dulce de leche 1 cda.
-          Manteca 25 gs.
-          Moscato cantidad necesaria (se puede reemplazar por algún licor, ron, whisky, etc.)

PREPARACIÓN:
Para comenzar con la preparación de este postre es necesario sacarme la máscara de entrada y confesarles que no soy muy amiga de la cocina por eso las recetas que les traigo son muy simples. 
Hechas las aclaraciones pertinentes del caso, cual Maru Botana y su prole numerosa cocinando en su casa del country, empezamos  con nuestra receta.
Derretimos el chocolate cobertura a baño maría junto con la manteca y el dulce de leche. Mientras que por otro lado batimos la crema con el azúcar a punto chantilly. Luego mojamos las vainillas con el moscato y procedemos al armado.
¡Ojo! Que no se les vaya la mano con la cantidad de vino para mojar las vainillas. No vaya a ser que les pase lo que le ocurrió a mi abuelita Desesperación, viuda de Sarmiento. Siempre fui la regalona de mi nona, así que cuando llegó mi onomástico número ocho ella, además de regalarme una muñeca tamaño gigante; de esas que las madres no te dejan tocar pero que no saben donde guardar, me hizo la torta de cumpleaños con sus curtidas manos de abuela que en su vida agarró una escoba. El acontecimiento discurrió sin sobresaltos, los niños nos atiborramos de chizitos y puflitos, le pusimos la cola al burro, jugamos al gallito ciego, y nadie perdió un ojo cuando rompimos la piñata con el palo con un clavo en la punta.
Todo venía saliendo a pedir de boca, hasta que llegó el momento de cortar la torta. De pinta y aroma estaba barbará, el tema era cuando la probabas, apestaba a alcohol etílico. Pero lo peor fue que la vieja le echó tanto licor que terminó emborrachando a todos los niños que asistieron a mi cumpleaños. Ella se atajó diciendo que no tenía tanto vino y que además no nos hacía mal comer una porción de torta con vino dulce y que como mucho íbamos a dormir más temprano y más, cosa que los padres iban a agradecer. Vieja terca y negadora.
Es que abuelita había adquirido el hábito del buen tomar, cuando su hermano menor, Gregorio se hizo cura, y ella empezó a ir a la capilla a matear con él y a ayudarlo a preparar los enseres de la Eucaristía. Y cuando el curita se descuidaba se tomaba un buen vaso de vino de misa. “Uno de los mejores m´hija. Por eso le digo que no es pecado mortal que los niños coman torta embebida en Mistela” Me decía la sabía de mi abuela.
Pero el suceso de mi cumpleaños no quedó ahí, el asunto casi termina en tragedia ya que mi otro tío, Don Eulogio Sarmiento, cuñado de la repostera, que no era muy afecto a las reuniones sociales, se encerró en la cocina a tomarse unos mates con grapa hasta que se fuera el “chiquerio”, y terminó casi con un coma alcohólico que no pasó a mayores porque mi abuela le hizo un te de carqueja que le lavó el estomago de la manera más ruin y hedionda que mi mente de niña avergonzada frente a toda la clase puede recordar.
Y miren si me habrá traumado  lo que pasó, que además de no volver a festejar nunca más un cumpleaños,  le hacía creer a mi vieja que era tranquila y me dormía unas regias siestas cuando niña de puro tranquila nomás, pero en realidad es que mientras la ayudaba  a lavar los trastos de la cocina, esperaba que se descuidara y me mandaba un vasito de la damajuana de Moscato que tenía al lado de la heladera. Que mujer santa mi madre, que en su ingenuidad se creía que la ayudaba a secar los platos porque disfrutaba de su presencia.
Bueno, ya me fui por las ramas, así que volvamos a lo que nos convoca: una vez que tengan las vainillas bien embebidas y la mezcla lista, busquensé una fuente de vidrio, con un alto aproximado de 15 cm. y pongan una capa de vainillas mojadas, la crema chantilly, el chocolate, otra vez una capa de vainillas, la crema, el chocolate y así sucesivamente hasta terminar con los ingredientes. Cuando le postre este armado, llevenló a la heladera por una hora.
Les doy un último consejito antes de terminar: usen un buen vino para mojar las vainillas. No vaya a ser que les pase como a mi suegra, que una vez casi se manda la gran Yiya Murano con unos bombones de licor casero que trajo para el cumpleaños de mi marido. Creo que esa fue la última vez que la vieja cocinó algo para su hijito y mi marido dejó de comparar mis milanesas de soja al horno, con las de ternera  fritas de su mamita.

 

 

jueves, 31 de mayo de 2012

¿Qué tan celosa sos?

TEST DE PERSONALIDAD

Todos sabemos que los celos no son los mejores amigos de las relaciones de pareja estables y sanas, sin embargo es imposible que estén ausentes.
El asunto es no permitirles ser los protagonistas de nuestra relación, así que si querés aprender a controlarlos, te dejo un test para que detectes cuan celosa sos y puedas controlarte antes de mandarte una terrible escena de celos digna de culebrón venezolano.

     1-      Tu novio te comenta, así como al pasar, que tiene dentro de sus planes de vacaciones, hacer un viaje con Clarita, su nueva compañera de trabajo pero vos no estás invitada, vos

a-      Organizás tremenda orgía con todos sus compañeros de trabajo, en su oficina, cosa que las cámaras de seguridad lo filmen todo.
b-      Esperás a que él pase a buscar a Clarita por la puerta de su casa, y cuando los ves salir los atropellás con una camioneta que tuviste la precaución de robarte unas horas antes, y te escapás dejándolos moribundos en la calle.
c-       Te parece barbaro que él se tome un respiro, vos ese finde organizas un baby shower para tu prima que está embarazada de su tercer hijo.

      2-      Tu novio se está bañando y su celular empieza a sonar así que lo revisás y la pantalla acusa: “Perrita hot” y la foto que acompaña es de un tremendo gato platinado con pestañas postizas brillantes, vos

a-      Atendés el teléfono y te hacés pasar por una enfermera que le dice que él está internado por el gran desgarro anal que sufrió al tener sexo con un burro.
b-      Esperás que salga del baño y cuando lo ves aparecer le echás acido en la cara.
c-       Cuando sale del baño le decís que lo estuvieron llamando de una veterinaria, pero que no quisiste atender para no invadirlo.

      3-      Cuando tu novio sale con vos no suele arreglarse mucho, pero algún día se arregla más de lo común para juntarse con sus amigos a jugar a la play, vos

a-     Le golpeás las rodillas con un bate de beisbol, que tuviste la precaución de comprarte por las dudas. Preferís dejarlo paralítico antes de dejarlo salir así.
b-    Cuando vuelve ya le cambiaste la cerradura y está toda su ropa quemada en la vereda.
c-     Le aconsejás que se peine con el flequillito para adelante porque así se le disimulan más las entradas de la frente

      4-      Tu novio te dice que se tiene que juntar con su ex para resolver algunas cuestiones económicas que quedaron pendientes un fin de semana largo en la casa del mar que tiene la familia de ella, vos

a-      Vas hasta la casa y la rociás con nafta y la prendés fuego antes que lleguen.
b-      Esperás que se vaya y le vendés el auto, los muebles y la tecnología y te escapás vía Cataratas a vivir con un garoto de Ipanema.
c-       Antes de irse le revisás el bolso para ver si se lleva abrigo porque dijeron en la tele que este finde refresca.

RESULTADOS:

Mayoría de respuestas a: Sos una persona muy celosa y posesiva, y por ahí se te va un poquito la mano, esta bien que hay que tenerlos cortitos porque en cuanto les dás un poquito de cuerda se desbandan, pero replantéate si es sano que alguien este con vos porque se siente obligado.

Mayoría de respuestas b: Tenés un gran amor propio y sabes hacerte respetar, cortando por lo sano con todo lo que te parece nocivo para tu salud mental. Por ahí deberías replantearte que estos actos de justicia no te pongan en aprietos legales en termines en cana por culpa de un tipo que no te merece.

Mayoría de respuestas c: Vos si que sabés hacerte la boluda para pasarla bien. Ahora… ¿Tan bien la pasás estando con un tipo que no te quiere? Pensalo.

lunes, 7 de mayo de 2012

Hierbiado


El Jhony no era lo que se dice un tipo afortunado. Tenía un Edipo no resuelto con su santa madre, que dios la tenga en su santa gloria, que lo había llevado a la ruina. Es que a la vieja le gustaba la timba. Moneda que tenía, moneda que la apostaba a los burros. Nunca tuvieron nada y así perdieron todo. Cuando “la viejita querida” murió,  el Jhony se fue a vivir a Alta Gracia, la vida en el campo era más tranquila y barata, y seguro que iba a encontrar alguna changuita para ir tirando.

El tema es que la cosa estaba fulera para todos, así que el reciente huerfanito se las tuvo que arreglar vendiendo menta, peperina, poleo y demás hierbas a los turistas que pasaban por la ruta. Además tenía un burrito que cuando no lo utilizaba como medio de transporte, lo alquilaba a los viajeros para sacarse fotos. Típica postal cordobesa para el porteño promedio.

El Jhony no tenía suerte ni estudios pero tenía ambiciones, su mayor sueño era tener su propia fábrica de yerbas compuestas y ser la principal competidora de la CBSé. Aunque mientras tanto y para empezar se conformaba con ser proveedor de alguna ya instalada y funcionando. Además había descubierto que ahora estaba muy de moda usar estebia como endulzante, así que su próxima meta consistía en conseguirse un brote para plantar en la huertita de su casa que cuidaba con tanta devoción, sin abandonar la esperanza de ser el gurú de la yerba compuesta.

Alguno de los borrachos que se juntaba con él en el bar del pueblo le había dicho que en los negocios más que invertir mucho o estar a la última moda, era más importante estar en el momento justo. 

Y vos sabés que no estaba errado.

Una tarde volviendo de la ruta, después de una jornada muy flojita de venta, vio que en el museo del Che Guevara había un gran revuelo, un hombre había caído en un pozo que habían hecho para apuntalar una viga que se estaba viniendo abajo adentro de la casa y no podían sacarlo. Cuando fué a ver qué pasaba, se le ocurrió acercar a su burro, le ató una gruesa cuerda y tiró el otro extremo al pozo, haciendo que el animal jalara de la soga y así sacar al señor que se encontraba en el hoyo. El tema es que el tipo que rescató era un magnate italiano, dueño de una cadena de hoteles cinco estrellas, que como estaba por instalarse en Cuba, había decidido empaparse de la cultura y la historia de la isla, y aprovechando un viaje familiar había ido a conocer la casa materna del Che. Y tan agradecido estaba que prometió comprarle la primera partida de menta y hierba buena para preparar mojitos cubanos.

El resto fue solo cuestión de tiempo, con tanto amor y esperanza cuidó su huerta que las hierbas eran de las mejores del mundo. Su fama creció como un reguero de pólvora y se convirtió en el principal exportador de hierbas para abastecer a las cadenas de hoteles 5 estrellas all inclusive de la Isla. Tanta guita hizo que no solo pudo producir industrialmente estebia para proveer a las fábricas de endulzantes sin azúcar, sino que además se pudo poner su propia fábrica de yerba compuesta. 

Y así fue que el Jhony vendiendo peperina en la ruta Córdoba - Alta Gracia se convirtió en uno de los 100 hombres más ricos de la Argentina .

jueves, 19 de abril de 2012

A seguro se lo llevaron preso



Estar casado o tener una pareja estable reduce la producción de cortisol, conocida como la hormona del estrés, según revela un estudio dirigido por Dario Maestripieri, de la Universidad de Chicago y publicado en la revista Stress.
Para llegar a esta conclusión, Maestripieri (que tiene un nombre parecido a uno de los celebres personajes de Les Luthiers) y sus colegas trabajaron con medio millar de estudiantes de la Escuela de Negocios de Chicago, de los cuáles casi el 40 por ciento de los hombres y el 53 por ciento de las mujeres estaban casados o en relaciones estables. La edad media fue de 29 años para los 348 hombres y de 27 años para las 153 mujeres estudiadas.
El estudio, consistió en la realización de un test que medía las capacidades económicas de las personas, entregando muestras de saliva antes y después del juego para analizar sus niveles de hormonas. Para agregarle un poco de emoción al estudio, se les dijo que el test "tendría un impacto muy importante en su futuro profesional".
De este modo, los investigadores estadounidenses comprobaron que los niveles de cortisol estaban elevados en toda la muestra tras realizar el test. No obstante, lo que más sorprendió a los científicos fue que, con independencia del sexo, las personas "solteras" presentaron incrementos de cortisol más altos que la media. 
Les juro que le doy vueltas y más vueltas al asunto y no me convence del todo. ¿Cómo m#*%&+ pueden decir que tener pareja estable no solo no produce, sino que hasta reduce el stress?
Decididamente esta gente debe ser soltera. Es que el científico es una persona solitaria, eso de pasarse días y noches enteras e interminables encerrado en cuatro impolutas paredes blancas, ensayando experimentos para descubrir cosas que no le harán la vida más sencilla a nadie. Por lo menos no este tipo de cosas, distinto sería si el tipo descubre la cura al cáncer, o como dormir con los ojos abiertos para que no te descubran ni en el Colegio ni en el trabajo. Los jefes y los profesores son personas muy exigentes y suceptibles, por cualquier nimiedad se sienten irrespetados.
Pero volviendo al tema que nos convoca ¿Cómo es eso de que estar en pareja no produce stress? No claro, si no es estresante que cada vez que tu maridito quiere algo nunca lo encuentre si no se le cae en la jeta? Por ejemplo: el mozo quiere comerse un temtempie y para prepararselo le quiere poner mayonesa, resulta que se acabo la de la heladera así que nos busca por toda la casa para preguntarnos donde está la mayonesa, una con su mejor cara le contesta: en la alacena donde guardamos la comida toda la vida. El señor vuelve, abre la alacena y grita: "No, no está". Ante lo cual una traga saliva, abandona lo que estaba haciendo y va al rescate de su bienamado, abre la alacena, mira por encima inspeccionando lo que hay, corre el paquete de yerba y ahí nomás aparece, triunfante, la mayonesa. "Y también vos, que la escondes atrás de la yerba" Y así es con todo, siempre. Al final es el triple del laburo, pedime que te haga un sandwich o busca bien la mayonesa, pero así no se puede.
Y si creés que eso es una estupidez que te pase todos los p &*#% días durante quince años y ya vas a ver como es de estresante.
¡Y nosotras no nos quedamos atrás eh! Preguntale a tu amado si no le inflama los testículos que le cuentes por enésima vez lo que le pasó a tu tía Elvira en la cola de la panadería, cuál si le estuvieras revelando el secreto de la creación del universo. Simple: o corta el canal de comunicación y piensa en cualquier cosa mientras pone cara de que te escucha o cada vez que lo embestís con el relato, te para en seco con un frio: “Eso ya me lo contaste” ante lo que, seguro, te ofenderás, porque somos como la gata flora: si no nos escuchan nos duele y si no nos dejan volver a contarle eternamente lo mismo también nos lástima.
Otro asunto no menos estresante es la delgada línea que separa dos sentimientos encontrados de cualquier macho cabrío. Ellos quieren sentirse amados porque a nosotras nos interesa estar para el crimen para mantener viva la pasión en la pareja, y porque no, que se luzcan caminando con nosotras de la mano, (cosa que a los tipos les encanta, igual que franelear el auto en la vereda los domingos por la tarde) pero a la vez no pueden dejar de sentirse amenazados en su hombría porque cada tipo que cruza por la calle más que mirarte te hace una tomografía computada y no pueden evitar hacerte una escena de celos o incurrir en un comportamiento mafioso porque justo el mozo que los atendió te sirvió primero a vos y hasta te sonrió cuando trajo la panera.
Y contamela que no es estresante que antes te sintieras como la Julieta de Shakespeare capaz de provocar que tu amado se muera por vos y ahora te das cuenta que podés terminar como la Desdémona del mismo autor pero de distinta obra, esa en la que el marido la mata en un tremendo ataque de celos.
No me jodás, eso de que tener pareja estable es menos estresante es una mentira grande como la casa de la Barbie en tamaño real. Y eso que estoy hablando de una pareja bien constituida, ni hablar de esas forzadas, porque una de las dos partes está empeñada en "salvar" a como dé lugar. O esas que ya están resignadas porque hace toda una gris y tediosa vida que están juntos y es al pedo empujar cuando la p… es corta.
Porque gente, y esto va para los solteros que se creen que todo el trabajo es conseguir  pareja y que a partir de ahí todo va a ser más fácil: para mantener una pareja estable de una manera armoniosa hay que trabajar la diplomacia y le negociación, lo mismo que se necesita para ser el CEO de una empresa multinacional. Porque nadie es perfecto y no existen las parejas "tal para cual". Todo se construye y lo que hoy está en armonía naturalmente, mañana puede dejar de estarlo, porque la p&#*+ vida nos atraviesa a todos y es inevitable que nos afecte.

-------------------

jueves, 19 de enero de 2012

Ella, vos y tu otra ella


Si hay algo que ya sabemos a esta altura del partido es que las instituciones están demodé, que el mundo está patas para arriba y que el ser humano a vivido equivocado por lo menos en los últimos veinte siglos, pero hay ciertas cosas que desde que el mundo es mundo, no cambian ni evolucionan.
Por ejemplo: Es imposible que una mina que sale con un tipo casado – y cuando digo sale me refiero a estar “de novios” o por lo menos todo lo de novio que se puede estar con un tipo que tiene señora e hijos - no se ilusione.
Él puede ser absolutamente cuidadoso con las palabras y no prometerle nunca nada de nada, pero si la chica no es una mina para algo pasajero, indefectiblemente lo va a presionar para que se separe y cuando no lo hago se lo va a reprochar por los siglos de los siglos amén.
Porque chicos, si una piba a una determinada edad, no espera al príncipe azul estamos cagados. Una señorita en edad de merecer quiere a alguien que esté dispuesto a endeudarse por 30 años sacando un crédito hipotecario con ella. Espera a alguien con quien discutir la conveniencia de ponerle a su hijo un nombre original, como Hermione o Frodo, pero con alto riesgo de que lo carguen en el colegio, o de ponerle uno más simplón, pero que le asegure que la criatura no va a ser destinataria de las crueldades de los infantes compañeros de aula. Quiere a alguien que le enseñe a manejar y le preste el auto, alguien que se atreve a comer lo que cocina, que le cocine en ocasiones especiales, como el aniversario o su cumpleaños y que la lleve a cenar afuera para que no cocine. En fin, un compañero de vida, alguien que envejezca con ella.
Si la señorita en cuestión quiere algo pasajero, solo sano esparcimiento y algún que otro regalo caro, pero nada más, no hay ninguna diferencia con una mercader sexual que no besa en la boca ni se enamora. Esta clase de amante, quiere que el interesado le ponga un departamento amoblado, pague los gastos y le regale un autito, si la puede mantener mucho mejor, pero no está nada mal si le consigue un buen laburito, y ella a cambio lo espera a la hora que él puede escaparse de la casa, no manda mensajitos de texto, no lo va a buscar al trabajo para ir a almorzar juntos. No controla ni reclama. Es la amante ideal.
Pero el tema acá es que los hombres, en general, sufren del complejo de macho alfa, en torno del cual gira la vida de las hembras de la manada, entonces por más que no prometa nada con palabras, son las acciones lo que definen la situación, y así es inevitable que la señorita se enamore y se ilusione. Porque si el actúa como el novio de América, ella se va a creer que lo son.
Sencillito.
Así que señores del mundo, si les gusta el durazno se bancan la pelusa. Y si la cosa se pasa de castaño oscuro, a llorar al campito.

domingo, 8 de enero de 2012

Y comieron perdices

La mina que diga que no se quiere casar, miente. No conozca ninguna que, llegado el caso, le diga al amor de su vida que declina de pasar por el registro civil, porque "Así como estamos, estamos bien". No sé si por romanticismo, tradicionalismo o estupidez pero todas soñamos con ponernos el vestido blanco, bailar el vals  y tirar el ramo. 
Es que el feminismo nos metió en la cabeza que garpa mucho más hacerse la Mafalda, pero en el fondo somos Susanita. Y si bien estoy convencida que ninguna mujer necesita un marido para sentirse plena, no puedo negar que a todas nos encanta decir: "Mi marido tal cosa" "Mi marido tal otra". 
Y como sucede cuando vas a pedir un crédito, las mujeres que ponen todas sus energías en conseguir un marido tienen que demostrarle al novio y a toda la humanidad misma que no lo necesita.
Por lo general las féminas que están al acecho de un cónyuge suelen desplegar todas sus estrategias camaleonicas para que las victimas crean que son los seres más independientes que habitaron alguna vez el planeta tierra, y así, muy de a poquito ellos se relajan y ellas los enredan en sus telarañas. 
Pero como decía mi abuela, dios aprieta pero no ahorca, así que hay varios indicios, algunos hasta el borde del absurdo de lo obvio que son, para que escapes (en el caso de que quieras hacerlo) antes de que te encuentres firmando en el Registro Civil sin saber como cazzo fue que ocurrió.


- Cuando ven una peli donde se casan te agarra de la mano y te la aprieta fuerte

- Cuando van a un casamiento le pide el teléfono de la wedding planner a la novia

- Mira discovery home and health

- Se compra las revistas de novias, según ella para ver los vestidos de fiestas de la madrinas y saber lo que se usa en caso de tener que organizar alguna fiesta, como cumpleaños de 15 o Cena de Egresados

- Crea en su noteboock play list denominadas: Recepción, Cena y Carnaval Carioca

- Cada vez que escucha una canción lenta que estaba de moda cuando se conocieron, te la hace escuchar y te pregunta si consideras que esa es la canción de ustedes

- Cuando pasa por una casa de decoración, mira la vidriera y entra a preguntar si hacen listas de regalos. 

- No hace mas que decir que la Costa Azul es tan romántica que más que para ir de vacaciones hay que ir de Luna de Miel


- Se enloquece cuando los sobrinitos ya están grandes y no quieren saber nada con integrar un cortejo nupcial y hasta organiza un casting entre los hijitos de sus amigas.