domingo, 8 de enero de 2012

Y comieron perdices

La mina que diga que no se quiere casar, miente. No conozca ninguna que, llegado el caso, le diga al amor de su vida que declina de pasar por el registro civil, porque "Así como estamos, estamos bien". No sé si por romanticismo, tradicionalismo o estupidez pero todas soñamos con ponernos el vestido blanco, bailar el vals  y tirar el ramo. 
Es que el feminismo nos metió en la cabeza que garpa mucho más hacerse la Mafalda, pero en el fondo somos Susanita. Y si bien estoy convencida que ninguna mujer necesita un marido para sentirse plena, no puedo negar que a todas nos encanta decir: "Mi marido tal cosa" "Mi marido tal otra". 
Y como sucede cuando vas a pedir un crédito, las mujeres que ponen todas sus energías en conseguir un marido tienen que demostrarle al novio y a toda la humanidad misma que no lo necesita.
Por lo general las féminas que están al acecho de un cónyuge suelen desplegar todas sus estrategias camaleonicas para que las victimas crean que son los seres más independientes que habitaron alguna vez el planeta tierra, y así, muy de a poquito ellos se relajan y ellas los enredan en sus telarañas. 
Pero como decía mi abuela, dios aprieta pero no ahorca, así que hay varios indicios, algunos hasta el borde del absurdo de lo obvio que son, para que escapes (en el caso de que quieras hacerlo) antes de que te encuentres firmando en el Registro Civil sin saber como cazzo fue que ocurrió.


- Cuando ven una peli donde se casan te agarra de la mano y te la aprieta fuerte

- Cuando van a un casamiento le pide el teléfono de la wedding planner a la novia

- Mira discovery home and health

- Se compra las revistas de novias, según ella para ver los vestidos de fiestas de la madrinas y saber lo que se usa en caso de tener que organizar alguna fiesta, como cumpleaños de 15 o Cena de Egresados

- Crea en su noteboock play list denominadas: Recepción, Cena y Carnaval Carioca

- Cada vez que escucha una canción lenta que estaba de moda cuando se conocieron, te la hace escuchar y te pregunta si consideras que esa es la canción de ustedes

- Cuando pasa por una casa de decoración, mira la vidriera y entra a preguntar si hacen listas de regalos. 

- No hace mas que decir que la Costa Azul es tan romántica que más que para ir de vacaciones hay que ir de Luna de Miel


- Se enloquece cuando los sobrinitos ya están grandes y no quieren saber nada con integrar un cortejo nupcial y hasta organiza un casting entre los hijitos de sus amigas.



2 comentarios:

  1. Muy cómico! Buenísimo!
    Feliz Año Nuevo, Lau!
    Marcelo

    PD: Una mujer sin su marido es como un pez si su bicicleta.

    ResponderEliminar
  2. Muy Entretenido! Te invito a pasar por el mio :)

    ResponderEliminar