Ir al contenido principal

No hay bien que por mal no venga


A los tipos les encanta decir que las mujeres no tenemos amigas, que somos envidiosas, celosas y competitivas. Que está todo bien entre nosotras hasta que se cruza un sapo con ínfulas de príncipe azul y somos capaces de arrancarnos las corneas y contrabandearlas a China si es que nuestra amiga osa rozar con la mirada a nuestra media toronja de turno (si, toronja, ¿por qué tiene que ser naranja?)
Está bien, y aunque es un preconcepto bastante arcaico es tan cierto como que el caballo de San Martín era blanco, eso de que hazte fama y echate a dormir. Y nosotras somos mandadas a hacer para ese tipo de cosas. Pero en realidad no es que una no tiene  amigas, es que ellos no entienden la manera visceral en la que sentimos la amistad.
Una mujer tiene solo un par de amigas verdaderas, nada más, de esas que son incondicionales y respetuosas de nuestros tiempos y espacios. El resto son conocidas, compañeras, vecinas, primas, cuñadas o parejas de los amigos de tu amado. A veces son más cercanas, otras más superficiales y muchísimas veces la competencia con ellas nos sirve para mejorar como seres humanos, ¿quién no se dió cuenta que ese vestidito a lunares estilo pinup, que tanto te gusta y por el que sos capaz de pagar $5.000 solo te queda bien si sos Natalia Oreiro, al verlo en el cuerpo de la esposa del primo de tu bien amado en la fiesta de navidad? O ¿quién no se vió todos los documentales del Discovery sobre la teoría del big bang solo para hacer quedar como una gila a una compañera de laburo que se las dá de Einsten y que se creé que es una serie de televisión?
Los tipos nunca van a entender que somos socias complementarias y coparticipes en un aspecto particular de nuestra vida, amigas jamás.
Ellos en cambio tienen 25 grupos distintos de 50 tipos que son TODOS amigos. Si claro, como que no. Yo antes creía que los que se engañaban eran ellos mismos, pero la vida me demostró que lo que estos señores de bien quieren, es embaucarnos a nosotras.
Tienen distintos grupos con los que salen de joda: siempre hay un cumpleaños, un ascenso, una paternidad, una despedida de soltero o un partidito de fútbol que amerita que el señorito se raje de casa 4 de las 7 noches que tiene una semana. Esta clase de tipos son aquellos que se tranzan a la ex o a la amiga con derecho de un amigo alegando que él estaba muy borracho y ella se le regaló, cuando en realidad él lo único que quiso toda la vida fue hincarle el diente en la yugular y si ella le responde tan solo uno de los 689 mensajitos que le mandó en los últimos 3 días, se manda la Gran Tinelli. O son de esos que cuando está empezando la relación te dice que no te presenta a los amigos porque son unos buitres, pero lo que esconden es a otra mina, la oficial, la que es amiga de las mujeres de sus amigos, es como cuando te dicen que no te presentan la familia porque le dan vergüenza. MENTIRA. El tipo tiene otra mina, que se intercambia recetas con la madre y que le hace de baby sitter al sobrinito, simple.
 Y si realmente una mina de 55 kilos tiene la fuerza para ultrajarlo, la familia le da vergüenza y tiene 300 amigos y son todos  unos buitres; querida ¿que hacés ahí? Raja ya. No va a salir nada bueno de esa relación. Recordá siempre que soldado que huye sirve para otra batalla.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Torta Borracha

INGREDIENTES: -          Vainillas 24 -          Crema 500 cc. -          Azúcar cantidad necesaria -          Chocolate cobertura 150 gs. -          Dulce de leche 1 cda. -          Manteca 25 gs. -          Moscato cantidad necesaria (se puede reemplazar por algún licor, ron, whisky, etc.)
PREPARACIÓN:
Para comenzar con la preparación de este postre es necesario sacarme la máscara de entrada y confesarles que no soy muy amiga de la cocina por eso las recetas que les traigo son muy simples.  Hechas las aclaraciones pertinentes del caso, cual Maru Botana y su prole numerosa cocinando en su casa del country, empezamos  con nuestra receta. Derretimos el chocolate cobertura a baño maría junto con la manteca y el dulce de leche. Mientras que por otro lado batimos la crema con el azúcar a punto chantilly. Luego mojamos las vainillas con el moscato y procedemos al armado.
¡Ojo! Que no se les vaya la mano con la cantidad de vino para mojar las vainillas. No vaya a ser que les pase lo que le ocurrió a m…

¿Qué tiene que ver el amor con el ojo del hacha?

Al que le gusta el durazno...

Mucho se ha escrito en esta página sobre el amor, y aunque si bien el tema que nos convoca poco tiene que ver con el amor, no hay forma de bancarse estas pequeñas delicias de la vida conyugal si no existe amor verdadero… Y aunque muchos digan que no hay nada mas pavo que un ser humano enamorado, discúlpenme que los contradiga, pero existe alguien aún peor: la que se cree que casándose la vida les va a mejorar sustancialmente. A ver chicas, entiendan de una vez por todas que un marido es alguien que:
-          -     Cree a pie juntillas que la cubetera de hielo se llena de agua, sola, en el freezer.
-No encuentra ninguna cosa (literalmente ninguna) en ningún armario, ni siquiera aunque se le caiga en la cara.
-Se niega rotundamente a subirse al auto cuando manejas vos, salvo que se haya alzado un pedo morboso en algún evento y tema que lo agarre un control de alcoholemia.
-No solo no pregunta donde estamos si está perdido, sino que ni siquiera le hace caso al GPS. Y si se llega a perder, …