Ir al contenido principal

En el nombre del padre


En estos 6 meses de maternidad estoy en condiciones de afirmar que si hay un tema complicado de decidir cuando uno emprende este maravilloso camino es elegir el nombre que tendrá tu hijo.
Las mujeres desde el mismo momento que nos regalan nuestra primer muñeca ya empezamos a decidir cómo se llamará nuestra cría. Y como el cambio es crecimiento, todas vamos cambiando con los años el nombre elegido para nuestro futuro retoño. Es que es tan difícil… Hay tantos nombres hermosos para elegir, ni hablar de los de moda, traicioneros si los hay pero tentadores como pocos.
Además convengamos que es una decisión importantísima, de la elección de un nombre decente depende que la criatura no sea víctima de bullyng en el colegio. Ya todos sabemos lo cruel que ´puede ser un niño de por sí solo, para encima por hacernos los exóticos ponerle un nombre que sea el blanco de las gastadas de los cándidos compañeritos escolares.
Pero el problema no son las bromas ni nuestra indecisión femenina, el tema acá es ponerte de acuerdo con el padre del impúber. Capaz que a vos el nombre que hace más de diez años que te encanta resulta ser que es el nombre de la ex suegra del susodicho y demás está decir que esa sola condición ya descarta de cuajo el nombre de tus sueños.
Y ni hablar cuando hay un nombre que les gusta a los dos, pero resulta que la divina de tu hermana, que se preñó antes que vos, se lo pone a su hijo, arrebatándote de las manos ese milagro que estabas a punto de saborear, porque si hay algo que no da es que el primo hermano de tu niño se llame exactamente igual. Hay gente a la que le importa tres rabanitos, pero a mí me parece inaudito.
Entonces la que te queda es hacer una lista con nombres que le gustan a ambos y de ahí empezar un extenso proceso de selección, que implica intrigas, extorsiones y contrabando de influencias. ¿Quién no se ha inventado un ex con ese nombre que tu amado está empeñado en ponerle al niño? O acaso ¿quién no ha llamado llorando a la suegra diciéndole que la ha soñado con SU nieto al cual ELLA misma llamaba por el nombre que el descorazonado de su hijo , que no reconoce las señales que le da el universo, se niega a aceptar?
Sin embargo no todo es color de rosa, y hay parejas que no logran ponerse de acuerdo entonces terminan optando por  el último recurso: “Si es varón lo elegís vos, si es nena yo”. Y agarrate catalina, que ahí arrancan las amenazas: ¡Si le llegás a poner Aaron, te juro que si la próxima es nena le pongo Enriqueta! Si una pareja logra superar este mal tranco tiene una solidez a prueba de una novela de la Oreiro.
Pero como acá siempre hablamos a calzón quitado, debemos reconocer que aunque todos los astros se alineen y te pongas de acuerdo desde el vamos sobre el nombre de tu hijo, segurísimo que cuando la criatura tenga unos diez años no te va a gustar tanto como te agradaba cuando nació. ¿O acaso te siguen gustando los mismos nombres que elegiste de nena o de adolescente?  Mujeres…

Comentarios

Entradas populares de este blog

Torta Borracha

INGREDIENTES: -          Vainillas 24 -          Crema 500 cc. -          Azúcar cantidad necesaria -          Chocolate cobertura 150 gs. -          Dulce de leche 1 cda. -          Manteca 25 gs. -          Moscato cantidad necesaria (se puede reemplazar por algún licor, ron, whisky, etc.)
PREPARACIÓN:
Para comenzar con la preparación de este postre es necesario sacarme la máscara de entrada y confesarles que no soy muy amiga de la cocina por eso las recetas que les traigo son muy simples.  Hechas las aclaraciones pertinentes del caso, cual Maru Botana y su prole numerosa cocinando en su casa del country, empezamos  con nuestra receta. Derretimos el chocolate cobertura a baño maría junto con la manteca y el dulce de leche. Mientras que por otro lado batimos la crema con el azúcar a punto chantilly. Luego mojamos las vainillas con el moscato y procedemos al armado.
¡Ojo! Que no se les vaya la mano con la cantidad de vino para mojar las vainillas. No vaya a ser que les pase lo que le ocurrió a m…

¿Qué tiene que ver el amor con el ojo del hacha?

Al que le gusta el durazno...

Mucho se ha escrito en esta página sobre el amor, y aunque si bien el tema que nos convoca poco tiene que ver con el amor, no hay forma de bancarse estas pequeñas delicias de la vida conyugal si no existe amor verdadero… Y aunque muchos digan que no hay nada mas pavo que un ser humano enamorado, discúlpenme que los contradiga, pero existe alguien aún peor: la que se cree que casándose la vida les va a mejorar sustancialmente. A ver chicas, entiendan de una vez por todas que un marido es alguien que:
-          -     Cree a pie juntillas que la cubetera de hielo se llena de agua, sola, en el freezer.
-No encuentra ninguna cosa (literalmente ninguna) en ningún armario, ni siquiera aunque se le caiga en la cara.
-Se niega rotundamente a subirse al auto cuando manejas vos, salvo que se haya alzado un pedo morboso en algún evento y tema que lo agarre un control de alcoholemia.
-No solo no pregunta donde estamos si está perdido, sino que ni siquiera le hace caso al GPS. Y si se llega a perder, …