sábado, 23 de mayo de 2015

El mal mayor

No importa que no sea seguido o sean boludeces, para mi siempre será una tragedia que mi vástago se enferme.
No se, me saca de eje, me entumece el cerebro. Como será que a veces no quiero ni pensar en lo mucho que hace que no se enferma, no vaya a ser cosa que me lechucee a mi misma y el pibe caiga en cama víctima de algún virus exótico y atrevido.
Y lo peor de todo es que yo se que no hay que googlear los síntomas, porque todo termina siendo cáncer o alguna enfermedad autoinmune, pero como soy bien masoquista lo primero que hago no solo es buscar que bicho tiene, sino además que tratamiento casero, con drogas comerciales u homeopático hay para sanar a mi retoño, no vaya a ser que me pierda alguna opción que me garantice la inmediata mejoría de mi heredero.
Antes pensaba que no había nada peor que un hombre enfermo, ahora estoy segura que el mal mayor es una madre con el hijo enfermo.
Y por las dudas no sigo hablando del tema, no vaya a ser cosa...

No hay comentarios:

Publicar un comentario